Poderes Notariales

 

Otorgamiento de Poderes Generales y Especiales. De conformidad con el Artículo 44, fracción IV de la Ley del Servicio Exterior Mexicano, corresponde a los titulares de las Oficinas Consulares ejercer funciones notariales en actos y contratos celebrados en el extranjero que deban ser ejecutados en territorio mexicano. Los actos específicos para los cuales el cónsul está investido de la fé pública, son equivalentes en su alcance a los que se otorgan ante los notarios públicos en cualquier parte de la República Mexicana.

 

Esta función notarial consular, aunque equivalente en aquellos actos específicos que la ley prevé, es de carácter limitado ya que solamente se puede dar fe cuando se trate de los siguientes actos jurídicos:

A. Mandatos y Poderes: Se constituyen por el acto jurídico mediante el cual el mandatario (apoderado) se obliga a ejecutar por cuenta del mandante (poderdante) los actos jurídicos que éste le encarga, por ejemplo: venta de una propiedad, representación en un juicio, etc. (Art. 2546 del Código Civil vigente para el Distrito Federal y sus correlativos del Código Civil Federal y de los Códigos Civiles de las demás Entidades de la República).

B. Testamento: Es el acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos y declara o establece deberes para después de su muerte (Art. 1295 Código Civil para el Distrito Federal).

C. Renuncia a Derechos Hereditarios: Es el acto mediante el cual la persona nombrada heredero en un testamento o en un juicio intestamentario, rechaza de manera formal la parte que le corresponda de los bienes del autor de una sucesión.


Requisitos a cumplir para el otorgamiento de Poderes Notariales:

 

1. Presentar a la Sección Consular documento de identidad vigente como el pasaporte, matrícula consular o cartilla del Servicio Militar nacional (en el caso de varones) y proporcionar los generales del poderdante (el que otorga el poder), incluyendo su estado civil y régimen de propiedad (sociedad conyugal o separación de bienes).

2. Listar en la solicitud los datos de la persona que será nombrada apoderada (nombre completo y domicilio)

3. Conocer y precisar el objeto y límites del documento (pleitos y cobranzas, administración de bienes, y actos de dominio, es decir, compra-venta de un inmueble). Asimismo, proporcionar la información relativa al tribunal, juzgado o autoridad administrativa ante la que se ventila la controversia, de ser ese el caso; la ubicación del inmueble objeto de la compraventa, y otros datos pertinentes al objetivo del acto como temporalidad o limitaciones que el poderdante quiera dar al ejercicio del poder.

4. Pagar los derechos consulares vigentes.