Historia de la Embajada de México en Arabia Saudita

México y Arabia Saudita establecieron relaciones diplomáticas el 12 de septiembre de 1952, concretándose mediante una declaración simultánea en los siguientes términos: "Los gobiernos de México y de Arabia Saudita, convencidos de interpretar los sentimientos de sus respectivos pueblos, han decidido establecer relaciones diplomáticas como un medio de fomentar una amistosa cooperación entras las dos naciones. En consecuencia, han convenido en solicitar próximamente los beneplácitos para sus representantes diplomáticos, quienes actúan con el rango de Enviados Extraordinarios y Ministros Plenipotenciarios y residirán en Beirut y Washington D.C.". 

El 3 de septiembre de 1952, el Embajador de Arabia Saudita en Washington D.C. hizo una visita al Embajador de México, Rafael de la Colina, para manifestarle su conformidad de establecer las relaciones diplomáticas, señalando que Arabia Saudita estaría representada en México por su Embajador en Washington D.C. y México en Yeda por su Ministro en Líbano.

El 24 de abril de 1981, las relaciones diplomáticas entre ambos países fueron elevadas a rango de Embajada, siendo el primer Embajador Francisco González de Cossío, quien se estableció primero en la ciudad de Yeda. 

Por razones de orden presupuestario, la Embajada cerró por un breve periodo del 1° de agosto de 2002 y fue reabierta el 1° de marzo de 2004, bajo la premisa de que el Reino de Arabia Saudita, por su importancia económica y política, no solo en el mundo árabe, sino a nivel mundial, es un país de importancia estratégica para México, por lo que se buscará de manera permanente profundizar los lazos de amistad y cooperación entre ambos países. 

 

El Presidente Luis Echeverría hizo la primera Visita Oficial al Reino de Arabia Saudita en el año de 1975. Después de 41 años, en 2016, Enrique Peña Nieto se convirtió en el segundo mandatario Mexicano en acudir al Reino en Visita Oficial, firmando 11 instrumentos jurídicos de cooperación con Arabia Saudita.