Reunión con directivos del Comité Central de la Comunidad Judía de México y Tribuna Israelita, junio 2021. Excelentes perspectivas.

Para la Embajada de México ante el Estado de Israel, reviste especial prioridad el trabajo conjunto con la comunidad mexicana en Israel y la comunidad judía-mexicana en México, valorando y aprovechando plenamente su activismo, emprendimiento y compromiso con el desarrollo de nuestros respectivos países en apoyo al fortalecimiento estratégico de la relación bilateral.  A continuación, compartimos con ustedes un texto informativo sobre Comunidad Judía en México, elaborado por Tribuna Israelita

Comunidad de Comunidades 

La presencia judía en México, se remonta al año 1519 cuando llegaron los primeros españoles, sin embargo la actual Comunidad Judía se empieza a conformar a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando judíos provenientes de Europa y  de la zona del Imperio Otomano, buscan nuevos horizontes debido a la inestabilidad y el antisemitismo. 

En México desarrollaron una pertenencia comunitaria basada en la diversidad de países de donde llegaron. 

La primera comunidad establecida formalmente en México fue la Sociedad de Beneficencia Alianza Monte Sinaí, fundada en 1912 con el propósito de ayudar a los inmigrantes judíos. En 1914 se compra el terreno para el primer cementerio judío. De esta forma, la incipiente Comunidad Judía manifestaba su deseo de arraigarse en este país. Actualmente, esta comunidad agrupa a los judíos originarios de la ciudad de Damasco, Siria y de Líbano. 

En 1922 los judíos provenientes de Europa central y oriental establecieron la Comunidad Ashkenazí. Posteriormente, en 1938, se creó la Comunidad Maguén David integrada por judíos de Alepo, Siria. Poco después, en 1941, se organizó formalmente la Comunidad Sefaradí, constituida por judíos procedentes de Grecia, Turquía y los Balcanes. Todas estas comunidades mantienen la denominación religiosa ortodoxa. 

A mediados del siglo XX, se creó  la institución más grande de la Comunidad Judía de México, el Centro Deportivo Israelita, al que asisten miembros de todas las comunidades. En 1957 se estableció la Comunidad Beth Israel, siendo la  primera de denominación conservadora en México, fundada por judíos de habla inglesa provenientes principalmente de Estados Unidos. Finalmente, en 1961 se constituyó la Comunidad Bet El, también de denominación conservadora, pero de habla hispana. 

Paralelamente, se crearon comunidades judías en Guadalajara, Monterrey y Tijuana, y más recientemente en Cancún y San Miguel Allende. Todas estas comunidades brindan servicios religiosos, sociales, culturales, educativos, de asistencia social y de conciliación y arbitraje. Una gran variedad de revistas, periódicos y medios digitales, son publicados reflejando las distintas tendencias ideológicas de las comunidades e instituciones. 

En 1938, ante la intensa persecución que enfrentaban los judíos en Europa, bajo la amenaza del nazismo y debido a los cambios en la Ley General de Población, que limitaba la posibilidad de inmigración judía a México, se creó el Comité Central como una institución pro-refugiados. Seis años después se estableció  Tribuna Israelita con el fin de combatir el antisemitismo. 

Hoy en día, el Comité Central es la institución representativa de toda la Comunidad Judía de México. Su principal función es la relación con las autoridades a nivel federal, estatal y municipal, así como con las fuerzas políticas y sociales del país. Es un integrante activo en la agenda nacional y participa en diversos campos, tales como la seguridad, los derechos humanos, el combate a la discriminación y el impulso del trabajo social a favor de los más necesitados. 

A su vez, pertenece al Congreso Judío Mundial y trabaja conjuntamente en temas de interés bilateral con instituciones judías en los Estados Unidos, como el American Jewish Committee y la Anti-Defamation League, al tiempo que mantiene estrechos nexos con instituciones y comunidades judías en todo el mundo, particularmente en Estados Unidos, Latinoamérica e Israel. 

A través de Tribuna Israelita, se establecen vínculos con los medios de comunicación, redes sociales, grupos religiosos  y académicos, proyectando una imagen real de la Comunidad Judía, ayudando a eliminar prejuicios y estereotipos. 

Por medio del Comité de Seguridad Comunitaria, mantiene programas de resguardo institucional y protección civil. 

El Comité de Acción Social, se ocupa de apoyar a integrantes de la comunidad que sufren delitos mayores, trabajando en conjunto con las autoridades correspondientes. 

Con el objeto de proyectar a la Comunidad Judía hacia la siguiente  generación, y establecer las políticas y acciones para enfrentar las problemáticas más apremiantes, fue creado el Comité de Análisis Estratégico. 

La educación ha sido siempre un pilar central en el judaísmo. En México, más del 95% de los jóvenes de la comunidad en edad escolar asisten a alguno de los colegios que integran la red judía. Todas las escuelas cumplen con la currícula oficial y están incorporadas a la Secretaría de Educación Pública. Además, proporcionan la educación judía que permite mantener nuestros valores ancestrales y transmitirlos de generación en generación. 

Paralelamente, los niños y jóvenes de la comunidad participan en organizaciones que les brindan un marco adecuado para su desarrollo integral y que refuerzan su identidad judeo-mexicana. Los universitarios, por su parte, activan en sus respectivos centros de educación superior, organizando en conjunto con Tribuna Israelita “Jornadas Culturales Judías” para transmitir un mayor conocimiento del judaísmo en general y de la comunidad de México en particular. La Federación Mexicana de Jóvenes Judíos agrupa y representa a todas estas instancias. 

La dinámica participación de las organizaciones de  mujeres judías, representadas por la Federación Femenina, se ve reflejada en proyectos nacionales y comunitarios. Por más de ocho décadas, han establecido programas de ayuda a diferentes sectores sociales del país, brindado apoyo a hospitales, asilos, escuelas, orfanatos, guarderías, Cruz Roja y dependencias de trabajo social gubernamentales, realizando una importante labor en casos de catástrofes naturales, trabajando coordinadamente con el Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales, mejor conocido como CADENA. 

Consciente de su entorno, la Comunidad Judía promueve y participa en una gran cantidad de innovadores proyectos sociales tendientes a mejorar la calidad de vida de los sectores menos favorecidos. 

A través de instituciones dedicadas a fomentar las relaciones entre Israel y México, se llevan a cabo intercambios académicos, culturales, tecnológicos y comerciales.  

Nuevas necesidades y nuevos desafíos dieron pie a la creación de diversas organizaciones intercomunitarias, que con la participación de miles de voluntarios trabajan en la prevención y tratamiento de adicciones, violencia intrafamiliar; integración a la sociedad de personas con alguna discapacidad; educación tecnológica; capacitación empresarial; promoción de emprendimientos; programas de salud y actividades propias para adultos mayores. 

Intelectuales, académicos, científicos, artistas, grandes, pequeños y medianos empresarios, funcionarios públicos y dirigentes de organismos de la sociedad civil, todos ellos integrantes de la Comunidad Judía de México, aportan diariamente su trabajo para impulsar el desarrollo del país. 

Con más de un siglo de vida organizada, la Comunidad Judía se mantiene firme, unida, activa y vibrante, integrada al mosaico social y cultural de México.

 

La economía israelí ha registrado uno de los mejores desempeños de los países de la OCDE en los últimos años. A partir de 2010 su PIB creció en 3.7% en promedio anual. 

El crecimiento se detuvo con la pandemia COVID-19, registrando una tasa negativa de -4% en 2020. El FMI estima que el crecimiento del PIB repuntará a 4.9% en 2021 y 5% en 2022, dependiendo de la evolución de la pandemia y de la recuperación económica global. A ello contribuirán la magnitud del apoyo monetario y fiscal, así como su la velocidad de su campaña de vacunación.

Israel tiene una economía diversificada y tecnológicamente avanzada, altamente competitiva, con una pujante plataforma industrial y de servicios. Su PIB per cápita en términos de poder de paridad de compra superó los $42 mil dólares en 2019. 

Los principales productos agropecuarios del país son frutas y verduras, cereales, vino y ganadería. El país es autosuficiente en alimentos, a excepción de los cereales. Es un país líder en tecnología agrícola, "enverdeciendo" el desierto para cultivar buena parte de los alimentos exportados. 

Israel también es uno de los centros mundiales de corte y pulido de diamantes, cuya producción da cuenta de cerca de una cuarta parte de sus exportaciones. Su fortaleza industrial también es significativa en la producción de químicos (incluyendo medicamentos), plásticos y productos de alta tecnología en aeronáutica, electrónica, telecomunicaciones, software y biotecnología, entre otros. 

Su sólida infraestructura educativa y su sistema de incubación de empresas de vanguardia ha permitido al país crear uno de los centros de mayor concentración de empresas de alta tecnología en el mundo, respaldadas por un acceso privilegiado a capital de riesgo en los centros financieros internacionales. 

Israel importa petróleo, materias primas incluyendo diamantes en bruto, trigo, insumos de producción y vehículos de motor, entre otros productos. 

Para consultar mayor información: https://www.imf.org/en/Countries/ISR

Fuentes: Secretaría de Economía, Fondo Monetario Internacional

Israel es el primer socio comercial de México en Medio Oriente y nuestro país es el segundo socio comercial latinoamericano de Israel. En 2019 el comercio bilateral entre México e Israel fue de 951 millones de dólares. En el periodo enero-noviembre de 2020 el comercio total sumó 778 millones de dólares, con un saldo deficitario para México de 422 millones de dólares.

Los principales productos mexicanos de exportación a Israel son automóviles de turismo; teléfonos, incluidos los teléfonos celulares; vehículos para el transporte de mercancías; unidades de memoria; y unidades de proceso. Por otro lado, los principales productos de importación son mercancías para el Programa de Promoción Sectorial de la Industria de Productos Farmoquímicos, Medicamentos y Equipo Médico; procesadores y controladores; circuitos modulares; unidades de control o adaptadores; y placas, láminas, hojas y tiras de plástico.

La relación se enmarca en el Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente desde 2000, cuyo Protocolo Modificatorio fue aprobado en 2008. El TLC entre México e Israel impulsó el comercio bilateral que entre 1999 (año previo a la entrada en vigor de dicho instrumento) y 2020 creció 304.2%, al pasar de $210.6 mdd a $851.0 mdd. Las exportaciones se elevaron 403.5% en ese período pasando de $37.9 mdd a $190.6 mdd, mientras que las importaciones lo hicieron en 282.4%, pasando de $172.7 mdd a $660.4 mdd.

 

Fuente: Secretaría de Economía con datos de Banco de México

 

Fuentes: Secretaría de Economía, Banco de México, Fondo Monetario Internacional

El 1 de julio de 2000 el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México e Israel entró en vigor. En marzo de 2010 fue actualizado por primera vez.

El TLC tiene por objetivo establecer una Zona de Libre Comercio para intensificar el comercio y la economía por medio de la liberalización de gravámenes y restricciones a las importaciones originarias de ambos países.  Entre los objetivos específicos del tratado se destacan:

  1. Eliminar obstáculos al comercio y facilitar la circulación transfronteriza de bienes y servicios.
  2. Promover condiciones de competencia leal en la Zona de Libre Comercio.
  3. Aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión.
  4. Crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento del tratado, para su administración conjunta y solución de controversias.
  5. Establecer lineamientos para la ulterior cooperación bilateral y multilateral encaminada a ampliar y mejorar los beneficios del tratado.

Como se puede apreciar en los datos del intercambio comercial entre México e Israel, el TLC tuvo un impacto extraordinario en las relaciones económicas entre ambos países. Entre la entrada en vigor del TLC en el año 2000 y 2018, el comercio exterior creció exponencialmente. El TLC entre México e Israel impulsó el comercio bilateral que entre 1999 (año previo a la entrada en vigor de dicho instrumento) y 2020 creció 304.2%, al pasar de $210.6 mdd a $851.0 mdd. Las exportaciones se elevaron 403.5% en ese período pasando de $37.9 mdd a $190.6 mdd, mientras que las importaciones lo hicieron en 282.4%, pasando de $172.7 mdd a $660.4 mdd.

 

Fuente: Secretaría de Economía con datos de Banco de México

 

Fuente: Trade Map, 2018

 

Tratado de Libre Comercio entre México e Israel (Español) - http://www.sice.oas.org/Trade/meis_s/text_s.asp 

Tratado de Libre Comercio entre México e Israel (Inglés) - https://www.gov.il/BlobFolder/policy/free-trade-area-agreement-israel-mexico/he/sahar-hutz_agreements_Mexico-Israel-fta-en.pdf 

Tratado de Libre Comercio entre México e Israel (Hebreo) - https://www.gov.il/BlobFolder/policy/free-trade-area-agreement-israel-mexico/he/sahar-hutz_agreements_Mexico-Israel-fta-he.pdf

 

Fuentes: Secretaría de Economía, Trade Map

Debido a la complementariedad entre las economías, existen numerosas posibilidades de cooperación y oportunidades de negocios entre ambos países.

Por un lado, existe interés del lado israelí para promover la importación de bienes de consumo, en especial agroalimentos, para bajar el alto costo de vida, lo que representa oportunidades para la diversificación de exportaciones agroalimenticias, manufacturas y servicios.

Por otro lado, empresas mexicanas podrían beneficiarse de avances tecnológicos israelíes en diferentes sectores como movilidad inteligente, tecnologías de la alimentación, ciberseguridad, agrotecnología y manejo de agua. Empresas mexicanas, entre las que destacan Cemex, Bimbo, Mexichem y Rossini, se encuentran expandiendo su presencia en Israel, por medio de centros de I+D, filiales u oficinas de innovación, con el fin de beneficiarse del ecosistema de innovación israelí para incrementar su competitividad en mercados internacionales.

Además, México ofrece a la tecnología israelí oportunidades para el crecimiento en escala, considerando la capacidad productiva y red de tratados de libre comercio convierten a nuestro país en una plataforma privilegiada para aquellas pequeñas y medianas empresas tecnológicas (startups) que buscan crecer y competir en nuevos mercados.

Israel en México

De acuerdo con información de la SE, Israel es el 19º inversionista en México a nivel mundial y el 1º entre los países de Medio Oriente, con una inversión acumulada de $2.2 mmd a septiembre de 2020. La inversión israelí en México se ubicó principalmente en industrias manufactureras (94.5% del total); en servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas (2.4%); y en comercio (2.3%); localizada primordialmente en la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León y Estado de México. En México existen 410 empresas con capital proveniente de Israel.

Fuentes: Secretaría de Economía, Diciembre 2020

México en Israel

Debido al desarrollo del ecosistema israelí en sectores estratégicos, múltiples empresas mexicanas han consolidado su presencia en los últimos años con el fin de identificar talentos, nuevas tecnologías y acuerdos de cooperación con startups locales, con el fin de beneficiarse del ecosistema de innovación israelí. Entre las grandes firmas mexicanas que se encuentran presentes en Israel destacan Orbia y CEMEX, que adquirieron empresas líderes israelíes, así como Bimbo y Rassini, quienes han establecido oficinas de innovación. Por otro lado, empresarios mexicanos han manifestado interés en invertir en tecnologías y empresas israelíes con presencia en México y América Latina.

En respuesta a desafíos geográficos y climáticos, Israel se ha convertido en líder mundial en el manejo de recursos hidráulicos. Con el fin de optimizar el uso de recursos hidráulicos en la agricultura, se han desarrollado sistemas de riesgo de precisión, incluyendo el riego por goteo. Destaca la adquisición de la empresa israelí líder en el rubro, Netafim, por parte de la Mexichem (actualmente Grupo Orbia), en 2018. Como parte del acuerdo, el conglomerado industrial mexicano estableció un centro de innovación en Israel, desde donde busca tecnologías y startups que se adapten a necesidades del grupo, incluyendo las áreas de construcción e infraestructura, agricultura y comunicaciones de datos y materiales básicos.

Durante los últimos años, Israel se ha convertido en un centro de avanzada en investigación y desarrollo del sector automotriz, destacado por los avances en las áreas de conducción autónoma y vehículos conectados. Las posibilidades de cooperación entre la industria automotriz mexicana con la escena de tecnología israelí podrían aumentar el valor agregado en la manufactura local de autopartes, beneficiando al crecimiento de la economía de México. Rassini, líder en la fabricación de frenos y resortes para la mayoría de las compañías automotrices más grandes del mundo con casa matriz en México, vio la oportunidad y abrió a fines de 2019 un centro de investigación y desarrollo. El proyecto es llevado a cabo en cooperación con el Jerusalem College of Technology y AKA Advanced Technologies LTD. Se trata del primer centro de I+D mexicano en Israel.

El sector de tecnologías de la alimentación (“foodtech”) ha estado creciendo en todo el mundo y especialmente en Israel. Esta tendencia representa una segunda ola de innovación tecnológica agroalimentaria impulsada tanto por la creciente demanda mundial de tecnologías de producción de alimentos eficientes y sostenibles como por la ventaja comparativa de Israel en inteligencia artificial, robótica, Big Data y computación. La multinacional mexicana Bimbo reconoció el valor de la innovación israelí en la industria y, como otras grandes compañías de producción de alimentos, en 2019 abrió una oficina de innovación y búsqueda de talentos en Tel Aviv, con la intención de establecer un centro de I+D próximamente.

Por otro lado, en 2018, inversionistas mexicanos crearon Cantera Capital, un fondo de capital de riesgo inicial con presencia en la Ciudad de México y Tel Aviv que invierte en innovación aplicada a sectores de alto impacto como la salud, la educación y los agronegocios en Israel y América Latina. Durante la última conferencia de la compañía de capital de riesgo OurCrowd, participó una delegación de 60 inversionistas mexicanos interesados tanto en la oportunidad de invertir en startups israelíes, así como en la oportunidad de llevar nuevas tecnologías a México.

 

 

El sector de la salud digital es una de las áreas más prometedoras en términos de crecimiento global y se espera que crezca significativamente para 2024, alcanzando un tamaño de mercado de más de $ 200 mil millones a nivel mundial. Israel se posiciona como uno de los países líderes en este ecosistema: su participación en la inversión ha crecido significativamente entre 2014 y 2019, del 1,5% de las inversiones mundiales en salud digital al 4,5%, mientras que la población del país representa aproximadamente el 0,1% de la población mundial. 

El sector de la salud digital es la confluencia de la asistencia sanitaria y la tecnología, y se centra en la prestación y el consumo de asistencia sanitaria. La salud digital se ocupa principalmente de hacer que la medicina sea más personal, continua, precisa y basada en datos, utilizando aplicaciones móviles inteligentes, respaldadas por tecnologías de sensores y dispositivos portátiles avanzados para empoderar a los pacientes proporcionándoles herramientas de gestión de la salud altamente eficientes y accesibles. Con estas herramientas, los profesionales de la salud, junto con los propios pacientes, pueden monitorear, predecir, diagnosticar y tratar una amplia gama de condiciones de salud. En el espacio empresarial de la salud, las plataformas de análisis de la salud, impulsadas por inteligencia artificial y algoritmos de aprendizaje automático, están mejorando drásticamente las decisiones médicas y el flujo de trabajo clínico. Con un conjunto de habilidades únicas de capacidades en tecnologías de la información, la comunicación, y seguridad cibernética, Israel tiene una ventaja incomparable en análisis de salud, complementada por más de 25 años de experiencia en la implementación de TI en salud, registros médicos electrónicos y análisis de big data.

Con un crecimiento constante durante la última década (se forman unas 80 nuevas empresas cada año), Israel ha introducido la creatividad y la innovación en el campo de la tecnología aplicada a la salud, y hoy hay más de 1500 empresas activas. El sector más grande es el de dispositivos médicos y salud digital (más del 70 por ciento de las empresas). En el campo de los dispositivos médicos, los científicos e ingenieros israelíes han integrado tecnologías avanzadas en electrónica, comunicaciones y electroóptica para desarrollar innovaciones de clase mundial en imágenes digitales, láseres médicos, telemedicina, diagnóstico temprano, equipos quirúrgicos inteligentes y más.

Compañías tecnológicas relevantes en el sector

Buscador de compañías tecnológicas - Startup Nation Central Finder

Exhibiciones y conferencias internacionales en Israel

 

 

 

La industria Fintech en Israel es uno de los mercados más desarrollados del mundo. Cientos de startups locales están desarrollando nuevas tecnologías para facilitar los procesos de pago, reducir el fraude, gestionar el capital y el ahorro de los usuarios, promover la educación y planificación financiera y desarrollar monedas virtuales. Al igual que otros sectores tecnológicos en Israel, el sector de la tecnología financiera del país es un subproducto de las innovaciones de otros campos, principalmente de la ciberseguridad.

Debido a avanzado desarrollo de la innovación israelí en la industria, los últimos años, las instituciones financieras internacionales – entre ellas Citibank y Barclays - han ingresado a Israel para identificar y cooperar con empresas de tecnología financiera en el mercado local. Hoy en día Israel tiene más de 500 empresas en el sector de Fintech y 14 centros multinacionales de I + D.

Compañías tecnológicas relevantes en el sector

Buscador de compañías tecnológicas - Startup Nation Central Finder

https://finder.startupnationcentral.org/tag/fintech

Fintech companies catalogue – Instituto de Exportación de Israel

https://www.export.gov.il/en/%20fintech/fintechcatalogue


Exhibiciones y conferencias internacionales en Israel