Inicio


 

 

 

Estimados miembros de la comunidad mexicana en Tailandia, Laos y Camboya:


Es un honor y una gran responsabilidad desempeñar el cargo de Embajador de México en este gran país, el Reino de Tailandia, concurrente ante el Reino de Camboya y la República Popular Lao. 


Desde este cargo con el que me ha distinguido el Señor presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, atenderé las necesidades institucionales de la comunidad mexicana, así como todos los asuntos oficiales con los tres países.


Las relaciones diplomáticas con Tailandia se establecieron el 28 de agosto de 1975 y la Embajada abrió sus puertas en septiembre de 1989. Desde entonces, nuestros vínculos han estado marcados por la cercanía y las afinidades entre nuestros pueblos.


A través de distintas acciones, nuestros vínculos oficiales se han profundizado. Tailandia ya es nuestro 13º socio comercial en el mundo y el 2º en el sudeste asiático, con volúmenes en comercio que superan a los que tenemos con países de la importancia de Francia y Gran Bretaña. El diálogo y la consulta política bilateral en temas de la agenda regional y multilateral también se han robustecido. En suma, hoy existen las condiciones para profundizar nuestros vínculos con esta gran nación. 


México y Tailandia son cuna de civilizaciones milenarias y poseen una rica historia de tradiciones, cultura y valores. Como naciones de importancia regional y con importancia y responsabilidad globales, también compartimos aspiraciones por las cuales podemos trabajar unidos, tanto a nivel binacional como multilateral. 


Tengo encomendado, por nuestro Presidente, incrementar los intercambios comerciales y financieros con estos países del sudeste asiático en beneficio mutuo y reforzar nuestra presencia a través de una activa diplomacia cultural y turística, que promueva un mejor conocimiento de nuestra enorme y diversa riqueza cultural.


Reitero con estas líneas mi entera disposición para atender a la comunidad mexicana radicada en Tailandia, Camboya y Laos y conversar con ustedes sobre cualquier situación que sea de su interés y sobre la cual yo esté en condiciones de brindar mi apoyo, orientación o asistencia institucional.

Las puertas de la Embajada, su Embajada, siempre estarán abiertas para ustedes.

Sinceramente,

Bernardo Córdova Tello