El Embajador Agustín Gutiérrez Canet asistió a la obra de teatro “Picnic en el campo de batalla”, escrita por Fernando Arrabal y en la cual actuó el becario mexicano del Gobierno de Rumanía, Víctor López Espíritu Santo.

El espectáculo montado con pocos recursos, pero mucho ingenio en el Palacio de los Niños de Bucarest representa una crítica velada acerca de la futilidad de la guerra, a través de un juego de niños inocentes. Al final, este juego se convierte en un grave enfrentamiento con la muerte.

La obra contó con una asistencia de 40 personas.

 

El Sr. López Espíritu Santo realizó sus estudios de Licenciatura en la Universidad Nacional de Arte Dramática y Cinematografía de Bucarest entre 2012 y 2015, después de terminar el año preparatorio de lengua rumana.