Países Bajos es considerado un destino seguro tanto para vivir como para visitar. No obstante, no está exento de situaciones de riesgo propias de su condición de país ribereño que lo hace sensible a fenómenos naturales como tormentas e inundaciones, así como a ser blanco de acciones de corte terrorista.

Debido a los ataques terroristas que han tenido lugar en forma reciente en distintas partes de Europa, así como a informes de inteligencia sobre presuntas amenazas en el país, las autoridades mantienen la alerta de seguridad en Países Bajos en nivel 4 (en escala de cinco). Ver: https://english.nctv.nl/index.aspx

En Países Bajos reside una comunidad de mexicanos superior a las 6,000 personas, y existe un número indeterminado, pero cuantioso, de turistas que cada año visitan el país. Ante este escenario, es conveniente mantenerse atentos y vigilantes a fin de estar en posibilidad de reaccionar de manera adecuada ante una potencial situación de emergencia y/o crisis.

 

Manejo y coordinación de situaciones de crisis en Países Bajos

Desde julio de 2011, el Coordinador Nacional de Seguridad y Contraterrorismo (National Coordinator for Counterterrorism and Security, NCVT) es responsable, a nivel nacional,  del manejo de crisis y desastres. Esta organización forma parte del Ministerio de Seguridad y Justicia. El NCTV provee a las autoridades regionales la información para resolver un problema de manera uniforme y es responsable del efectivo manejo de crisis y comunicación.

Para determinar la seriedad y posibilidad real de una amenaza o situación de crisis, el gobierno desarrolla anualmente la Evaluación Nacional de Riesgos. De igual manera, opera la Estrategia de Seguridad Nacional (ESN), en la que cataloga las amenazas que pueden afectar al país. Cada año el gobierno examina los riegos potenciales a la seguridad nacional para poder tomar las medidas necesarias para prevenir las crisis o desastres o limitar sus consecuencias. Entre ellas se encuentran:

  • Inundaciones por ríos o el mar
  • Pandemias como la gripe
  • Clima extremo tales como tormentas o nevadas
  • Radicalismo o extremismo
  • Disturbios sociales
  • Interrupciones a los servicios de electricidad, internet o teléfono
  • Infiltración criminal en la sociedad y corrupción
  • Escasez de recursos como alimentos, petróleo o minerales
  • Accidentes mayores como de aviones o trenes, o accidentes involucrando materiales químicos, biológicos, radiológicos o nucleares
  • Ataques terroristas

En Países Bajos, las crisis locales o regionales son siempre atendidas, en primera instancia, por las autoridades de los municipios. En 2010 se aprobó la Safety Regions Act con el propósito de asegurar una efectiva y eficiente respuesta de emergencia y manejo de crisis bajo un solo marco administrativo en cada región. Con ello, la combinación de recursos a nivel regional hace que los servicios de emergencia estén mejor equipados para lidiar con amenazas como incendios, evento de gran tamaño, terrorismo, pandemias y accidentes nucleares.

Dentro del NCVT, se encuentra el Centro Nacional de Crisis (National Crisis Center, NCC), que es la instancia operativa que se ocupa de coordinar el manejo de desastres y crisis.

 

 ¿Qué es una situación de emergencia y qué hacer?

A través de su portal oficial (www.crisis.nl), el NCTV y el NCC identifican los escenarios (tanto naturales como humanos) que podrían afectar a la población del país y difunden información sobre qué hacer y las medidas a implementar en cada caso, incluido el uso del sistema NL-Alert.

La Embajada de México realizó la traducción al español de un documento que contiene los posibles casos de emergencia identificados por el propio gobierno neerlandés y las recomendaciones de qué hacer en cada caso. Sugerimos a usted la lectura de dicho documento a fin de que conozca las recomendaciones que hace la propia autoridad en materia de atención de crisis en Países Bajos.