Imprimir
Categoría: Asuntos Consulares
Visto: 119

 

REPUDIO DE HERENCIA

 

Las personas beneficiadas con alguna sucesión que desean rechazar sus derechos hereditarios (repudiar la herencia) pueden hacerlo mediante escritura notarial. No puede hacerse en parte, ni en forma condicional ni a favor de tercera persona o sujeta a plazos.

Sólo pueden repudiar la herencia las personas que tienen capacidad de disposición de sus bienes; tratándose de menores y demás incapacitados, la repudiación la hacen quienes ejercen la patria potestad o los tutores si cuentan con autorización judicial.

Si un heredero fallece, sus sucesores pueden repudiar la herencia que a éste le corresponda. Las personas casadas podrán repudiar herencias sin la autorización del cónyuge, independientemente del régimen matrimonial bajo el cual se encuentren casados.  

 

REQUISITOS

ü  Llenar la solicitud (disponible aquí). Deberá indicar el nombre del autor de la sucesión, el carácter de heredero o legatario e indicar el tribunal o notaría pública donde la sucesión está radicada.

ü  Pasaporte o Identificación oficial vigente del solicitante.

ü  En caso de que el solicitante no domine el idioma español, deberá nombrar a un intérprete o traductor oficial y enviar copia de su identificación oficial. El traductor se deberá presentar el mismo día de la cita en la Embajada junto con el solicitante.   

 

PROCEDIMIENTO

ü  Deberá enviar una copia digital de todos sus documentos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para su revisión.

ü  Una vez revisados se podrá concertar una cita en la Embajada para la firma del documento, teniendo que presentar su documentación en original.

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

ü  Los documentos quedan sujetos a revisión y aceptación. Deberán encontrarse en buenas condiciones, ser legibles, no estar mutilados o rotos, sin tachaduras ni enmendaduras y en ciertos casos podrán solicitarse documentos adicionales.

ü  Los conceptos jurídicos de renuncia y cesión de derechos hereditarios tienen diferente connotación. Para la cesión de derechos hereditarios no existen facultades consulares, por tanto, el funcionario consular no puede autorizar cesiones de derechos hereditarios, ya que éstas serán nulas. El instrumento que puede otorgarse es un poder a un tercero, para que, en su nombre y representación, acepte la herencia que le pudiera corresponder, y posteriormente se realice la cesión de derechos ante notario mexicano (en territorio nacional) a favor de quien designe el poderdante.

ü  De acuerdo con la legislación civil la aceptación y el repudio de herencia, una vez realizados, son irrevocables.