Imprimir
Categoría: Asuntos Consulares
Visto: 423

 

RENOVACIÓN DE PASAPORTES A MAYORES DE EDAD

 

El pasaporte ordinario podrá renovarse en cualquier momento, desde su expedición y al concluir su vigencia.

 

REQUISITOS

ü  Llenar la solicitud (descargar aquí). 

ü  Pasaporte que se desea renovar, que no tenga limitación.

 

PROCEDIMIENTO

ü  Deberá enviar, mediante correo electrónico a la Sección Consular, la solicitud así como la documentación escaneada requerida para su trámite  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    

ü  La Sección Consular revisará los documentos y asignará una cita.

ü  El día de la cita se deberán presentar todos los documentos en original. NO se requieren fotografías.

ü  El pago de los derechos consulares se realiza el día de la cita, conforme a la tarifa mensual vigente en coronas noruegas.  El pago se realizará únicamente mediante tarjeta bancaria de debido de banco noruego (no se acepta efectivo).

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

ü  Los pasaportes mexicanos tramitados en el exterior son ensamblados en territorio nacional por lo que el tiempo de entrega del pasaporte puede llegar a ser de hasta seis semanas.

ü  En caso de que se desee incorporar el apellido del cónyuge se deberá presentar el acta de matrimonio.

ü  Los documentos quedan sujetos a revisión y aceptación. Deberán encontrarse en buenas condiciones, ser legibles, no estar mutilados o rotos, sin tachaduras ni enmendaduras y en ciertos casos podrán solicitarse documentos adicionales.

 

NO se podrá expedir pasaporte a:

o   Quien no cumpla la totalidad de los requisitos, incluido el de comparecer personalmente ante la Embajada.

o   Quien esté sujeto a impedimento judicial o administrativo.

o   Quien, siendo menor de edad o incapaz, no cuente con el consentimiento de los padres o de quienes ejerzan la patria potestad o tutela mediante formatos OP-7 y OP-8.

o   Quien presente documentos ilegibles, con tachaduras, enmendaduras, deterioro o alteración que impida tener certeza jurídica de la validez de los mismos.