La Embajada ha tenido conocimiento de algunos casos de ciudadanos y ciudadanas mexicanos que han sido víctimas de estafas por internet, por supuestas compañías o individuos aparentemente localizados en Malasia.

Si usted recibe algún correo electrónico de desconocidos con ofertas de préstamos, supuestas herencias, oferta de empleos, premios de loterías o rifas, etc., o si alguna(s) persona(s) que usted conoce sólo por internet -sitios de chats o redes sociales- le ofrece(n) enviarle por mensajería internacional paquetes supuestamente conteniendo joyas, dinero u otro tipo de objetos de alto valor, es casi seguro que se trate de un fraude y que el verdadero propósito de dicha(s) persona(s) sea obtener dinero de usted mediante engaños; incluso podrían solicitarle transferencias de diversas cantidades para el pago de supuestas multas, impuestos, almacenaje, gastos administrativos u honorarios legales, entre otros.

También se ha tenido conocimiento de empresas mexicanas que han sido defraudadas en la compra de bienes producidos por supuestas empresas malasias fantasmas que ofrecen sus bienes y servicios por internet a través de páginas propias o de terceros -intermediarios- y que solicitan adelantos del 50% del costo del pedido para realizar la operación. Por ello le recomendamos que antes de realizar la transferencia de fondos solicitada verifique la existencia y seriedad de la empresa a través de la Oficina de MATRADE en Mexico, institución gubernamental para promover las exportaciones malasias -ubicada en la sección comercial de la Embajada de Malasia en México- o bien a través de esta Embajada que con gusto le proporcionará la información que le sea solicitada. No transfiera ninguna cantidad hasta verificar la existencia y seriedad de la supuesta empresa malasia en cuestión.

Le recomendamos muy especialmente tomar todas las precauciones necesarias al abrir correos electrónicos de desconocidos (generalmente son correo basura, mejor conocido como "spam"), no hacer caso de ofertas o servicios no solicitados o de personas que usted en realidad desconoce, y por ningún motivo realice transferencias de dinero (estos individuos suelen utilizar servicios de empresas de envío de dinero muy conocidas), ni mucho menos proporcione información o documentos personales tales como copia de su pasaporte, acta de nacimiento, etc. ya que podrían ser utilizados para fines criminales.

Se le recuerda muy atentamente que usted es responsable en primer lugar de los correos electrónicos que abre, así como de las relaciones que establece y las transacciones comerciales que realice por internet y que es también su responsabilidad verificar la veracidad de la información que le es proporcionada, con el fin de evitar ser víctima de estafas. En internet existe amplia información de estos fraudes cibernéticos, comúnmente llamados en inglés "scam".