Acuerdo de Asociación Económica


El Acuerdo de Asociación Económica (AAE) entró en vigor el 1 de abril de 2005. Su principal objetivo es mejorar el acceso de las importaciones y exportaciones de ambos países, así como promover las inversiones. Para Japón éste fue el  segundo acuerdo de libre comercio que firmó –tras el suscrito con Singapur- y el primero en alcanzar con un país latinoamericano.

El AAE incluye cuotas para algunos productos mexicanos que ingresan al mercado nipón con menores aranceles. Para Japón, el AAE permite a sus compañías establecidas en México competir en igualdad de condiciones con las empresas europeas y estadounidenses que operan en México. Asimismo, les permite tener acceso preferencial a sus exportaciones de insumos para la industria mexicana tales como: equipo de cómputo, componentes automotrices, semiconductores, bienes de capital e insumos químicos, que sirven a su vez para fabricar productos que luego se exportan al mercado de América del Norte o los países latinoamericanos.

Hasta el momento, el Comité para la Mejora de Ambiente de Negocios México-Japón -mecanismo de consulta y diálogo de negocios creado en el marco del AAE- se ha reunido en siete ocasiones siendo la última de ellas el 12 de agosto de 2013. La reunión fue encabezada por el Subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, y el Viceministro Parlamentario de Asuntos Exteriores de Japón, Kenta Wakabayashi; participaron igualmente funcionarios públicos y representantes de organismos del sector privado de ambos países. Por parte del sector privado mexicano intervinieron miembros del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE) y del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), en tanto que por parte del sector privado del Japón participaron la Cámara Japonesa de Comercio e Industria de México y la Asociación de Maquiladoras Japonesas.

Durante el encuentro se presentaron las acciones emprendidas por la actual Administración en cuanto a turismo, desarrollo de proveedores para la industria pesada y de alta tecnología para los sectores automotriz y electrónico, así como el Programa Nacional de Infraestructura. Asimismo se trataron temas como medidas sanitarias y fitosanitarias, propiedad intelectual, seguridad, asuntos fiscales y aduaneros, normas, certificación y trámites migratorios. Ambos países destacaron los esfuerzos de cooperación bilateral realizados con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), en el marco del Programa para el Fortalecimiento de PyMEs y Competitividad de la Industria en México.

De igual manera, se acordó evaluar acciones de cooperación conjunta con la finalidad de fomentar la mejora continua del ambiente de negocios, a través de sus respectivos organismos de promoción y con el apoyo de los representantes del sector privado, enfocadas en impulsar mayores oportunidades de comercio e inversión. El Comité también recomendó dar seguimiento a los asuntos planteados por los sectores privados de ambos países, lo que permitirá lograr un mejor aprovechamiento de las oportunidades y beneficios que brinda el AAE.

El AAE ha sido instrumental para impulsar las exportaciones mexicanas y las inversiones niponas al país, en diversos sectores. Del 2004 al 2014, las primeras crecieron 85.3% (de 11,774 mdd a 21,814 mdd) en tanto que la IED lo hizo un 266% (de 392 mdd a 1,434 mdd). Los productos mexicanos, en particular los agropecuarios, han ganado importantes porciones del mercado japonés, superando en el 2014 los 1,000 millones de dólares.  Cabe destacar que se ha logrado ampliar los cupos para los productos mexicanos como carne de cerdo, res, pollo y jugo de naranja mexicanos con la firma del Protocolo del AAE en abril de 2012.