Conferencia de Federico Navarrete Linares en la Embajada de México en Roma

“Dos monumentos para el fin del mundo: “La Piedra del Sol y la Coatlicue”

 

 

El 26 de octubre 2106, el Prof.  Federico Navarrete Linares, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), impartió una conferencia en la Embajada de México en Roma, intitulada “Dos monumentos para el fin del mundo: La Piedra del Sol y la Coatlicue”. Esta se llevó a cabo en el marco de la “Cátedra de Estudios Mesoamericanos” del Programa de Colaboración Cultural México-Italia.

 

El profesor Navarrete es un reconocido historiador egresado de la UNAM y de la Universidad de Londres. Se le considera un especialista en poblaciones indígenas del México prehispánico, colonial y contemporáneo. A lo largo de su trayectoria profesional se ha enfocado en el estudio de la mitología y narrativa precolombina. Ha escrito diversas obras por las cuales ha recibido premios y reconocimientos.

 

Al inicio del evento, la agregada cultural de la embajada, María Teresa Cerón Vélez, dio la bienvenida a un grupo de 40 personas, compuesto por expertos y estudiantes de antropología y presentó a los otros ponentes: Alessandro Lupo y Sergio Botta, docentes en el Departamento de Historia, Cultura y Religiones de la Universidad “La Sapienza” de Roma. 

 

Antes de comenzar, el Embajador de México ante Italia, Juan José Guerra Abud, saludó a los asistentes, y se congratuló por la excelencia de los catedráticos del panel. El Embajador también resaltó las excelentes relaciones de cooperación entre la UNAM y “La Sapienza” las cuales caracterizó como un reflejo de los consolidados vínculos de colaboración en distintos ámbitos entre ambos países, cunas de civilizaciones milenarias.

 

En su ponencia, el profesor Navarrete narró la historia de ambas piezas extraordinarias, halladas en 1790 en el subsuelo del Zócalo de la Ciudad de México, y que actualmente se encuentran expuestas en el Museo Nacional de Antropología. 

 

De la Piedra del Sol, detalló cada glifo y explicó el concepto de la cosmogonía y el culto solar del pueblo mexica, el cual se vinculaba a los ciclos del día, la noche y la tierra.  El Profesor también explicó en qué manera la pieza expone las creencias astronómicas y religiosas mexicas sobre las cuatro previas eras solares y lo que era concebida como la era actual del “Quinto Sol”. 

En su análisis de la estatua de Coatlicue, explicó que se representa a una diosa de la fertilidad, considerada como madre y patrona de la vida y la muerte. El Profesor explicó que es posible que su aspecto agresivo también representara el fin de una era, mencionando que si bien los periodos pasados en los que creían los aztecas terminaron con fuego, agua y viento, la era actual, según la mitología, terminará mediante terremotos.