Tripulación del Buque Escuela Cuauhtémoc conmemora su vista a Italia con planta de ahuehuete en la Embajada

 

 

Roma, 4 de mayo de 2017

 

El 4 de mayo, el Capitán de Navío Rafael Antonio Lagunes Arteaga y 50 elementos del Buque Escuela Cuauhtémoc visitaron la sede de la Embajada de México para conmemorar su visita a Italia plantando un árbol ahuehuete. Los elementos de la Marina Armada fueron recibidos por el Embajador Juan José Guerra Abud en una ceremonia destacada por la participación del Subsecretario de Asuntos Exteriores de Italia, el Senador Benedetto Della Vedova.

 

En su mensaje de bienvenida, el Embajador Guerra se congratuló por que Italia fuera una de las escalas del Cuauhtémoc en su viaje de circunnavegación conmemorativa del 100º aniversario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, mencionando que la sede diplomática siempre se honra de recibir a su tripulación. El Embajador añadió que las visitas del Cuauhtémoc a Italia ponen de manifiesto los importantes vínculos que existen entre los dos países y refuerzan la cooperación bilateral. Agradeciéndole al Subsecretario Della Vedova su presencia, el Embajador también tomó la oportunidad para explicar el papel del ahuehuete, árbol nacional de México, como símbolo de la perennidad, una apta manera de celebrar la Constitución.

 

Por su parte, el Subsecretario Della Vedova afirmó que la visita del buque Cuauhtémoc a Civitavecchia se ha convertido en una tradición, que pone de manifiesto las excelentes relaciones entre México e Italia. Tras recordar la vistita a Italia del Presidente Enrique Peña Nieto en 2015 y del Presidente Sergio Mattarella a la Ciudad de México en 2016, indicó que los intercambios bilaterales se han intensificado y que ambos países comparten puntos de vista sobre muchos temas de la agenda internacional, como el combate al crimen organizado, el libre comercio y la protección y promoción de los derechos humanos. 

Finalmente, el Capitán Lagunes Arteaga agradeció la presencia del Subsecretario Della Vedova y la hospitalidad del Embajador Guerra Abud, y manifestó que la ceremonia ha forjado un vínculo permanente entre el buque escuela Cuauhtémoc y la ciudad de Roma, al tiempo que ha dejado una huella indeleble en la memoria de los participantes.