Imprimir
Categoría: Comunicados
Visto: 1112

Comunicado de Prensa Conjunto por motivo del 23º Festival de Orgullo de Budapest emitido por las embajadas de Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Chipre, Dinamarca, Ecuador, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Lituania , Luxemburgo, Malta, México, Montenegro, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Portugal, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, el Reino Unido, los Estados Unidos y el British Council.

Con motivo del 23º Festival de Orgullo de Budapest, transmitimos nuestro apoyo a las comunidades de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros y homosexuales (LGBTQ) y su derecho a expresarse de manera pacífica y legal. Observamos el importante trabajo de incidencia de las organizaciones de la sociedad civil LGBTQ en la actualidad. El respeto de los derechos humanos, incluyendo la justicia, la igualdad, la no discriminación, la libertad de expresión y la no injerencia en la práctica de estos derechos, y el estado de derecho son las bases en los que se construyen los Estados democráticos.

De hecho, el derecho internacional de los derechos humanos se basa en la premisa general de que todas las personas tienen los mismos derechos y libertades sin discriminación (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Artículo 2). En esto se basa nuestra opinión  inconmovible de que los derechos humanos se aplican por igual a todos los seres humanos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género. Esta es la esencia de nuestros valores democráticos.

Rechazamos y condenamos los actos de violencia y discriminación en todas las regiones del mundo cometidas contra personas en función de su orientación sexual e identidad de género. Toda discriminación por esos motivos es incompatible con las disposiciones de los textos jurídicos pertinentes, incluyendo las Naciones Unidas, el Consejo de Europa y la Unión Europea. Damos la bienvenida a desarrollos positivos a nivel internacional, regional y nacional en la lucha contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Alentamos la adopción de medidas adicionales en todos los países para garantizar la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos, independientemente de su orientación sexual e identidad de género.

Celebrar la diversidad es una manera segura de promover el respeto por los derechos humanos. El Festival de Orgullo de Budapest, que tiene la historia más larga de tales eventos en Europa del Este Central, promueve el principio de igualdad de trato para las personas LGBTQ, un aspecto importante de una sociedad inclusiva y respetuosa.