Cooperación internacional

La Cooperación Internacional para el Desarrollo es uno de los principios de la política exterior mexicana y uno de sus ejes prioritarios, en línea con el cumplimiento de la quinta meta del Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, que proyecta a México como un actor con responsabilidad global.

México es un país de renta media alta con grandes fortalezas, por lo que cuenta con un doble perfil en cooperación internacional, ya que transmite cooperación a la vez que la recibe. A través de la Cooperación Sur-Sur, México ofrece apoyo para el desarrollo de otros países del sur, siempre bajo una visión de horizontalidad, apropiación y responsabilidad compartida.

Dentro de sus regiones prioritarias como Socio del Sur, se encuentran los países de Centroamérica y El Caribe. En particular, el desarrollo y la estabilidad en Haití representan retos regionales y globales ante los cuales México se compromete en diversos ámbitos, como son la educación, la salud, la agricultura, el ambiente y el fortalecimiento de la democracia, a través de la transferencia tecnológica, reforzamiento de capacidades de la función pública y la creación de infraestructura física.

Desde hace 20 años, y en particular, tras la crisis en Haití ocasionada por el terremoto del 12 de enero de 2010, México ha desplegado grandes esfuerzos de ayuda humanitaria y de cooperación que conllevan una visión de sustentabilidad a largo plazo.

Aunque ya se tenía una relación solidaria con Haití, con la necesidad de alinear los esfuerzos de toda la comunidad internacional, el Gobierno mexicano llevó a cabo acciones humanitarias importantes y creó la Alianza México por Haití, una asociación público-privada de capital mexicano, a través de la cual se llevaron a cabo donaciones y diversos proyectos de alimentación, agua y sanidad, salud, educación, recreación y además se apoyaron los primeros esfuerzos de reconstrucción de edificios de servicios comunitarios (educación, salud y comercio).

El período de reconstrucción del país y el nuevo marco institucional de la cooperación mexicana, principalmente con la creación de la AMEXCID, han permitido dar forma a una agenda bilateral de cooperación internacional para el desarrollo, cuyo perfil ha trascendido de la ayuda humanitaria durante los años 2010 a 2012, al de cooperación con visión de desarrollo sustentable del 2012 al 2015.

Actualmente, en la etapa de reconstrucción del país y ante el reto que supone el cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la agenda de cooperación para el desarrollo entre México y Haiti se compone de varios proyectos en curso, entre los cuáles se encuentran:

  • Instalación de paneles solares en el Hospital “La Providence” de Gonaïves. Instalados y en funcionamiento desde julio de 2015, las 770 celdas solares en este hospital, permiten un flujo de energía constante y autónomo con capacidad de dotar el 100% de la energía requerida. México ayudó también a la ambientación de los espacios del hospital para la humidificación de la zona y la oxigenación del aire, con la jardinería del hospital.
  • Creación de un indicador económico global INEGI-IHSI. En curso desde 2011, este proyecto permite la transferencia tecnológica y de conocimiento, así como la consolidación de capacidades del Instituto Haitiano de Estadística e Informática para la creación de un indicador que mida la situación económica de Haití, con apoyo del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática.
  • Construcción de 14 mercados públicos. Para reactivar el curso de la economía local durante la reconstrucción de Haití, este proyecto reconstruyó y generó nuevos edificios que albergan mercados en diferentes centros urbanos dentro de todo el país, a fin de apoyar un comercio local más ordenado.
  • Fondo México-Chile y OPS/OMS. El Fondo conjunto de cooperación México-Chile ejecuta un proyecto de mejora en el acceso y utilización de medicamentos esenciales de calidad en 6 clínicas en diferentes provincias del país, por medio de un diagnóstico de necesidades específicas, un sistema de entrenamiento al personal local y médico para la gestión de estos materiales y un plan de abastecimiento, con apoyo de la OPS/OMS, el Ministerio de Salud Pública y Población y la Brigada de Médicos Cubanos.
  • Mejora de suelos y de la calidad del agua. Para mejorar la productividad de los suelos y la protección del agua superficial y proveniente de los mantos freáticos, se está desarrollando un programa de asesoría técnica y capacitación de funcionarios del Ministerio del Ambiente, con la participación del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA).

Para mayor información comuníquese a la Embajada de México en Haití al +(509) 2229-1049 ó escriba a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Siga las actividades de la Embajada en Facebook /embajadamexico.enhaiti y Twitter @EmbamexHaiti

 

 

---ooo0O0ooo---