INTERCAMBIO COMERCIAL

De 2000 a 2014, el comercio entre México y Francia casi se ha triplicado, para alcanzar    5,471  millones de dólares. En el mismo periodo, las exportaciones de México hacia Francia se han cuadruplicado y consisten primordialmente de productos de manufactura en el sector de las telecomunicaciones, dispositivos médicos, el sector energético y, con creciente importancia, el sector aeronáutico.

En el marco de la visita del Presidente Hollande a México en abril de 2014, los Presidentes se comprometieron a dar un fuerte impulso a la relación comercial con la ambiciosa meta de aumentar los intercambios comerciales entre ambos países para alcanzar 7 mil millones de euros en 2017.

Francia es el  15º socio comercial de México a nivel mundial y el quinto entre los países de la Unión Europea. Es el 18º comprador de México y  13º abastecedor de nuestro país. A su vez, México es el 34º socio comercial de Francia a nivel mundial y el segundo en América Latina. En el primer semestre de 2015, las exportaciones francesas hacia México representaron 0.7% del total de sus exportaciones, y las importaciones desde México representaron 0.5% del total de importaciones francesas.

En 2014, el intercambio comercial entre México y Francia ascendió a 5,471  millones de dólares. Las exportaciones de México a Francia sumaron 1,631 millones de dólares y las importaciones de productos franceses al país se ubicaron en 3,786 millones de dólares. Los principales productos exportados por México a Francia fueron teléfonos/celulares (473 millones de dólares); productos petroleros (227 millones de dólares), computadoras (129 millones de dólares), dispositivos médicos (107  millones de dólares); turbinas (54 millones de dólares); equipos especiales (50 millones de dólares); cables (49 millones de dólares), vacunas (38 millones de dólares) bombas de compresión (29  millones de dólares) y autopartes (27 millones de dólares).

  

INVERSIONES

Además de promover el intercambio comercial, los Presidentes Peña Nieto y Hollande  han expresado su voluntad de generar una verdadera asociación estratégica mediante la cual Francia se convierta en la puerta de entrada de México a Europa, y a su vez México sea la puerta de entrada de Francia al continente americano.

La inversión francesa se está forjando un lugar clave en la economía mexicana. De 1999 a 2015, la inversión extranjera directa (IED) acumulada de Francia en México fue de 2,224 millones de dólares, situando a Francia en la 9a posición como mayor inversionista en México a nivel global y la 5a entre los países europeos. La inversión francesa se concentra principalmente en las industrias manufactureras, el comercio, los transportes y los servicios financieros.

En México existen unas 1,600 empresas con participación francesa, localizadas en toda la República, aunque mayormente concentradas en Nuevo León, Tamaulipas, Querétaro, Distrito Federal, Coahuila, Estado de México y San Luis Potosí.

México es un importante centro logístico y de manufactura aeroespacial. Desde 2004, la industria aeroespacial en México ha tenido un crecimiento anual de alrededor de 19%. Actualmente hay 270 empresas del sector aeroespacial instaladas en México; nuestro país se ha convertido en el 14º proveedor de componentes aeronáuticos en el mundo y la primera destinación mundial de inversión extranjera directa en el sector aeronáutico. México está posicionado para estar entre los 10 principales exportadores de la industria aeronáutica para 2020 y se espera que el primer avión con piezas totalmente manufacturadas en México llegue al mercado antes del 2018. Si bien 80% de las exportaciones mexicanas en el sector aeroespacial se destinan a Estados Unidos, las exportaciones hacia Francia en dicho sector se situaron alrededor de 200 millones de dólares en 2013, con una tasa media de crecimiento anual del 13.5% entre 2009 y 2013. Varios Estados de la República Mexicana han sabido aprovechar las sinergias con Francia. El crecimiento acelerado de la industria aeroespacial en México ha permitido el desarrollo de un tejido industrial de primera categoría, perfectamente acoplado con las cadenas de valor de Norteamérica y el mundo, atrayendo cada vez más inversiones de empresas del sector de todo el mundo como Airbus, MBDA, Dassault Aviation, Astrium, Thales, Aerolia, Nexter Systems, Socata, Safran, Snecma, Messier-Bugatti-Dowty, Zodiac, Labinal Power Systems y Latecoere. Safran es el principal empleador de mano de obra en este sector, al contar con más de 5 mil empleados en sus 10 plantas en el país.

La industria automotriz y de autopartes en México, que ha atraído más de 33 mil millones de dólares de inversión extranjera directa en los últimos 15 años, también ha capturado la atención de la industria francesa. Cada vez más empresas de autopartes francesas como Lisi Automotive (componentes plásticos y maquinados) que se  implantó en Monterrey, Nuevo León en 2015, se unen a grandes grupos franceses como Valéo y Faurecia que  reconocen a México como principal proveedor de autopartes al mercado norteamericano y el octavo productor de vehículos en el mundo.

Pese a ser más moderada, la inversión mexicana directa en Francia experimenta un incremento sostenido y un acelerado desarrollo. Por ser más reciente, en general ésta se ha dado por medio de fusiones y adquisiciones. La principal inversión mexicana es la de la cementera Cemex, segundo productor de concreto premezclado y el quinto productor de agregados en Francia, que emplea a unas 2000 personas. Otras empresas mexicanas presentes en Francia son Sigma Alimentos, que llegó al mercado francés con la adquisición de Campofrío (española), y Mexichem, quien  cuenta con tres centros de producción de tuberías de PVC tras la adquisición del holandés Wavin. Una inversión un poco más modesta, pero cuyo simbolismo no pasa desapercibido, es la presencia de Château Fonchereau, una vitivinícola mexicana, en la región de Burdeos.

 

TURISMO

En 2014, México recibió más de 200,000 turistas franceses, siendo Francia el octavo mercado en términos de llegadas de visitantes internacionales a nuestro país. Por su parte, Francia recibió 300,000 visitantes mexicanos a lo largo del año. Estas cifras dan cuenta de la importancia del sector turístico para nuestras economías, así como de las potencialidades que ofrece. Es por ello que en 2015 se creó el Grupo Bilateral de Trabajo de Alto Nivel en Materia de Turismo, presidido por el Secretario de Turismo de México y por el Embajador Philippe Faure.