Washington D.C., marzo 8, 2017

  

La Embajada de México en Estados Unidos realizó hoy un Panel de Discusión sobre Mujeres y Migración para destacar el Día Internacional de la Mujer, así como para crear consciencia sobre las necesidades y retos que enfrentan las mujeres migrantes.

 

El Panel también fue una oportunidad brindar dar información sobre los recursos disponibles para las mujeres a través de los 50 Consulados de México en los Estados Unidos.

 

Desde los setentas se observa que la migración se ha feminizado, con un mayor número de mujeres viajando solas o con sus hijos. El creciente número de mujeres que se incorporan a la fuerza de trabajo también ha incrementado la demanda de mujeres inmigrantes que realicen tareas de cuidados para menores, ancianos y personas con capacidades diferentes.

 

Incorporar la perspectiva de género en el contexto de la migración es esencial para servir mejor a las mujeres migrantes; cuando viajan solas, las mujeres son frecuentemente víctimas de abuso sexual y de tráfico humano. “La criminalización de los migrantes incrementa la vulnerabilidad de las mujeres y niñas en los países destino. El gobierno de México está continuamente buscando mejores alternativas para apoyar y empoderar a las mujeres” dijo el Embajador de México ante los Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez.

 

“Cuando las mujeres prosperan, países completos avanzan decididamente en su desarrollo” agregó el Embajador.

 

El panel fue moderado por la Jefa de Cancillería, la Ministro Ana Luisa Fajer, y las panelistas fueron Maureen Meyer, Directora Asociada para México de la Oficina en Washington para América Latina (WOLA por sus siglas en inglés); Hilary Anderson, Especialista Senior en Género de la Comisión Interamericana para la Mujer de la Organización de Estados Americanos (OEA); y Claudette Monroy, Especialista en Educación y DREAMER.

 

En América Latina, “cada vez en mayor medida, las mujeres están huyendo de El Salvador, Guatemala y Honduras para protegerse a ellas mismas y a sus hijos de la violencia y la extorsión. Los países vecinos, incluyendo México y Estados Unidos deben continuar trabajando para asegurar que estas mujeres y niños sean correctamente valorados y reciban la protección que necesitan” indicó Meyer.

 

La red consular mexicana comenzó a operar en este mes los Centros de Defensa Legal para inmigrantes mexicanos, los cuales otorgan asistencia consular, así como representación legal a través de una red fortalecida de abogados, organizaciones no gubernamentales y escuelas de derecho. “Este esfuerzo busca proteger a los trabajadores migrantes, especialmente a los más vulnerables, que usualmente son las mujeres y niñas, al darles la seguridad de que sus derechos como seres humanos y como trabajadores son respetados de conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos” dijo el Embajador Gutiérrez.

 

La señora Anderson comentó que el marco legal para la protección de los derechos humanos de los trabajadores migrantes y sus familias, las trabajadoras domésticas y las víctimas de tráfico humano es robusto, pero aún existe la necesidad de ver hacia los contextos nacionales y locales para asegurar que estos principios sean respetados en la vida diaria de las mujeres migrantes.

 

A pesar de las dificultades, las mujeres migrantes tienden a enviar una mayor parte de su ingreso a sus países de origen, en comparación con los hombres migrantes. Ellas son importantes actores económicos para sus hogares, así como una sólida fuerza de perseverancia en los Estados Unidos y un gran ejemplo para sus hijos, quienes tienen un gran deseo de mejorar sus vidas.

  

“Mi familia está integrada de mujeres fuertes y tenaces que trabajan duro y que luchan por convertirse en las mejores versiones de ellas mismas. Nosotras fuimos educadas para tener grandes sueños, para luchar por ellos y a la vez ser generosas y contribuir en nuestra comunidad” dijo Claudette Monroy, quien es una DREAMER y fue panelista en el evento.