México, D. F., 5 de enero de 2016

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Antonio, muy buenas tardes, quiero agradecerte que estés aquí, hoy, con nosotros acompañándonos.

Eres un referente para México, un amigo de México, de la comunidad mexicana en Estados Unidos y, de verdad, un gran ejemplo para todos nosotros. Gracias por acompañarnos en México.

Antonio Villaraigosa: Para mí es un honor estar aquí, como dije al grupo de Cónsules Generales: mi abuelito vino de León, Guanajuato, hace cien años y todavía me siento muy cerca de mi querido México.

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Bueno, pues eres un referente para todos nosotros. Dime, un poco para que compartamos con quienes nos están escuchando, ¿cómo lograste llegar tan alto?, ¿cómo lograste ser líder de la Cámara Legislativa en California, ser Alcalde de la ciudad más potente en el estado de California?, una de las ciudades más importantes de Estados Unidos, de Los Ángeles, y ¿cómo tus valores familiares te ayudaron a lograr tantas cosas?

Antonio Villaraigosa: Tocaste razón, mi mamá. Tenía una mamá tan fuerte, con una fe indomitable (sic), con un amor incondicional, que les dijo desde chichos a sus cuatro hijos que sí se puede, que se podía tocar las estrellas, podía hacer lo que le da la gana en los Estados Unidos, si trabajas duro y, si lo haces, la verdad es que ella ha sido la inspiración de todo lo que he hecho.

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Ese es un ejemplo que nosotros queremos transmitir todos los días con nuestras familias, pero también en nuestra labor en Relaciones Exteriores, a través de los Cónsules, de nuestros Embajadores, que cada día en distintas ciudades del mundo están buscando como darle mayores servicios, mayor protección y mayor empoderamiento a la comunidad mexicana que radica en otros países, particularmente en Estados Unidos, ¿qué consejo nos puedes dar?

Antonio Villaraigosa: Pues primero si doy consejos, muy humildemente, pero yo creo que lo que dijiste en términos de empoderar al mexicano que vive en los Estados Unidos o en cualquier otro país es importante.

Mira, la gran mayoría de gente mexicana que vive en los Estados Unidos vinieron con poco, vinieron con un sueño y han trabajado muy duro, para trabajar son de lo mejor.

Tenemos en esa nueva etapa de educarnos mucho más, de integrarnos a lo que es la sociedad norteamericana, hablando de los Estados Unidos, de registrarnos a votar, de hacernos ciudadanos de aprender el inglés, y no perder su cultura, no perder su idioma, no perder su amor para México, pero sin este empoderamiento se va a pasar, el avance va a ser muy lento, muy duro, no lo va a hacer en la manera posible; entonces, creo que lo que están haciendo ustedes en tratar de empoderar, no nada más defenderlos, pero empoderarlos, como lo hacemos con nuestros niños. Los educamos para que ellos se puedan defender.

Yo creo que vamos a ver mucho más avance en términos de tomar nuestro propio papel de liderazgo con los Estados Unidos.

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Y en ese sentido tener aliados es importante. Tener aliados en los puestos de toma de decisión política, tener aliados que pueden hacer que las cosas sucedan.

Tú fuiste, como alcalde, como legislador, un gran aliado también de la comunidad mexicano-americana, de la comunidad mexicana en Estados Unidos, en Los Ángeles. Eres mexicano-americano de tercera generación.

Cuéntanos, ¿qué es de las cosas que más orgullo te han dado que pudiste lograr como alcalde, que pudiste lograr como legislador?

Antonio Villaraigosa: Mire, se bajó el crimen 45 por ciento. Los Ángeles ya es la ciudad más segura con Nueva York en los Estados Unidos, ciudades grandes. Hicimos más transporte público que todas las administraciones de mis antepasados, subimos el éxito en la educación, de 44 por ciento de graduación a 72. Hicimos mucho. Somos la ciudad con más mejoramiento en términos de bajar los gases de carbón a 28 por ciento, tocando lo que es el Tratado de Kioto.

Pero la cosa de la que estoy más orgulloso es de que después de que había mucho una polémica de ¿qué va a pasar cuando elegimos un mexicano o un americano de descendencia mexicana? Le digo a la gente: “Salí con una aprobación casi de 60 por ciento, pero ya no era el alcalde mexicano, yo era el alcalde para todos”.

Y me siento muy orgulloso porque yo creo que el papel, el primero, no es golpear tu pecho y decir: “soy tan único, soy especial”. El papel del primero es abrir la puerta por los demás y yo creo que los otros grupos, etnias, vieron que yo era un alcalde, un líder para todos, y cuando ven eso, yo creo que van a votar para muchos más latinos que entienden que debemos de representar a nuestra gente, pero también ser unidor (sic) de todos.

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Finalmente, Antonio, dos preguntas. Una: ¿Cómo ves el futuro de la comunidad mexicana y mexicano-americana en Estados Unidos en las próximas décadas y al final, un comentario que le des a los cónsules y embajadores de México en el mundo?

Antonio Villaraigosa: Primero. Cuando digo que el avance es muy lento, sí es. Cuando vemos que somos 37 millones de mexicanos en Estados Unidos o de descendencia mexicana. Al mismo tiempo estamos graduando en la prepa, entrando y graduando de la Universidad, empezando negocios, llegando a un éxito que no hemos visto históricamente, pero lo que creo que tenemos que hacer es acelerar ese avance, y eso viene con la educación y con la integración social y política.

Diciendo que el consejo que puedo dar a los cónsules generales es continuar haciendo el trabajo que hacen. He trabajado por más de 20 años con los cónsules generales de México en Los Ángeles, California, cuando era presidente de todos los alcaldes estadounidenses, hasta nacionalmente. Ellos están haciendo un trabajo muy importante.

Fue un Cónsul General que me convenció que las deportaciones, diciendo de esta administración, describiéndolos como deportaciones de personas de criminales que no eran, me enseñó los datos; entonces, creo que sus cónsules generales tienen un papel muy importante y por eso, para mí era un honor venir a hablar con ellos, escucharlos y desarrollar una relación con ellos, porque tenemos el mismo propósito: asegurar que el mexicano de Estados Unidos convive una vida y una oportunidad que merece a su talento, ¿entiendes?, y a su trabajo.

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Sí, claro. Bueno, pues, Antonio, muchas gracias, gracias por acompañarnos aquí en México, por compartirnos tu visión y tu experiencia, gracias por ser una amigo de México, por ser orgullosamente mexicano-americano, y gracias, de verdad, por seguir recordándonos todos los días que los que nos une es más fuerte que lo que nos separa.

Antonio Villaraigosa: Sí, es cierto.

Canciller Claudia Ruiz Massieu: Gracias.

ooOOoo