Comunicado de Prensa 058/2015 publicado por la Secretaría de Economía

El día de hoy, los senadores Debbie Stabenow (D-MI) y John Hoeven (R-ND) presentaron una iniciativa de Ley* que pretende resolver la controversia sobre el etiquetado obligatorio de país de origen (COOL, por sus siglas en inglés) interpuesta por México y Canadá ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En mayo de 2015, la OMC concluyó la controversia a su favor. No obstante, ante la falta de cumplimiento por parte de Estados Unidos, un panel arbitral de la OMC determinaría el monto de las represalias que ambos gobiernos podrán imponer en contra de los productos estadounidenses, mismo que podría ascender a 3 mil millones de dólares.

El Gobierno mexicano externa su preocupación por que la iniciativa mantenga la discriminación a las exportaciones de ganado de México y sea incompatible con la decisión final de la OMC. La propuesta presentada en el Senado de Estados Unidos no resuelve las inquietudes de México, pues incluye el requisito de señalar el lugar de nacimiento, engorda y sacrificio del ganado, lo que continuaría incentivando la segregación en la cadena de suministro.

La aplicación de represalias en contra de Estados Unidos es inminente e inevitable, a menos que ese país derogue la legislación relativa a los requisitos de COOL.

El Gobierno de la República trabaja para una pronta solución a esta controversia comercial y defenderá los intereses de los productores nacionales de ganado.


*Propuesta para enmendar la ley que regula el etiquetado voluntario del país de origen en carne de puerco y pollo.

--o0o--