• El gobierno de México desestima y niega categóricamente cada una de las afirmaciones realizadas hoy por la organización Judicial Watch sobre la presunta presencia de células operativas de la organización denominada Estado Islámico en toda la región fronteriza, y especialmente en  Ciudad Juárez, Chihuahua – El Paso, Texas.

• Las autoridades competentes que operan en la zona, han corroborado a su vez la inexistencia de dichas actividades con sus contrapartes estadounidenses, con quienes mantendrán el trabajo cercano e intercambio de información en nuestra frontera común