La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Senado de la República informan que, en el marco del Grupo de Trabajo para dar seguimiento a los asesinatos de los connacionales Antonio Zambrano Montes, Rubén García Villalpando y Ernesto Javier Canepa Díaz, se llevó a cabo una reunión entre el subsecretario para América del Norte, Sergio Alcocer; la directora general de Protección de Mexicanos en el Exterior, embajadora Reyna Torres Mendivil, y las senadoras Marcela Guerra, Gabriela Cuevas y Ana Gabriela Guevara, a efecto de dar seguimiento al estado que guardan los tres casos en los que mexicanos han perdido la vida en Estados Unidos, como resultado del uso excesivo de la fuerza por autoridades locales en Washington, Texas y California.

El subsecretario Alcocer hizo un recuento de las acciones desplegadas por el Gobierno de México en cada uno de los casos para exigir el pronto esclarecimiento de los hechos y la aplicación de la ley sin sesgos que afecten a las víctimas y sus familias, a fin de que estos actos  inaceptables no queden impunes. Dichas medidas incluyen:

1.         El envío de comunicaciones y contacto permanente con las autoridades locales involucradas mediante las que se solicita la realización de investigaciones exhaustivas que conduzcan al deslinde de responsabilidades y a la reparación del daño.

2.         Acciones de asistencia y protección consular a favor de los familiares de las tres víctimas, entre las que destacan aquellas de naturaleza económica, logística y de asesoría legal.

3.         El acercamiento con organizaciones de la sociedad civil estadounidense que han señalado la urgente necesidad de avanzar en la revisión de políticas y prácticas de uso de la fuerza por parte de corporaciones policiacas en ese país.

Adicionalmente, ante la inaceptable repetición de estos hechos, los funcionarios de la cancillería informaron a las senadoras la petición hecha por canales diplomáticos al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que su División de Derechos Civiles intervenga en las investigaciones a y garantice su objetividad e imparcialidad.

De manera paralela, se ha solicitado también al Grupo de Consulta sobre Derechos Civiles de los Mexicanos en Estados Unidos (MCRAG, por sus siglas en inglés), explorar opciones legales tendientes a evitar la recurrencia de incidentes de esta naturaleza en el futuro.

Por su parte, las senadoras subrayaron la disposición de coadyuvar desde el ámbito legislativo y parlamentario para exigir el esclarecimiento de los hechos, la sanción a los responsables y la reparación del daño a los familiares. En ese tenor solicitaron al representante de la cancillería gestionar una reunión con los familiares de las víctimas.

El subsecretario Alcocer destacó la importante labor que desempeña el Senado de la República en su interlocución con sus pares estadounidenses con el objetivo de que sean tomadas medidas legislativas que uniformen prácticas de uso de la fuerza en corporaciones locales conforme a estándares internacionales de derechos humanos. Coincidió también en la necesidad de incluir estos temas en el diálogo parlamentario que tiene lugar entre los dos países y de continuar manteniendo esfuerzos coordinadas entre ambas instancias para promover y garantizar el respeto a los derechos de los mexicanos que residen en el exterior.

Finalmente, se coincidió en que se trató de una primera reunión y que se continuará trabajando para darle seguimiento a estos casos inaceptables en los que han perdido la vida connacionales en Estados Unidos.

ooOOoo