Comunicado No. 564

México, D. F., 28 de octubre de 2015

El Gobierno de México expresa su preocupación con relación a los efectos negativos que pudiera ocasionar a la comunidad mexicana que reside en Carolina del Norte, la entrada en vigor de la ley HB 318.

Esta nueva ley, firmada hoy por el Gobernador Pat McCrory contempla, entre otras disposiciones, prohibir la aceptación de la matrícula consular como forma de identificación segura ante las oficinas de gobierno y autoridades estatales.

El Gobierno de México lamenta la aprobación de dicha ley, ya que la prohibición de aceptar la matrícula consular se basa en una evaluación sin fundamento en torno al proceso de emisión de este documento de identificación, sin considerar las sólidas medidas de seguridad que le caracterizan, ni la utilidad que tiene para numerosas entidades policiacas, públicas y privadas.

Cabe recordar que el Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte, en un estudio publicado en mayo de 2014, determinó que “prohibir el uso de la matrícula consular podría tener un efecto negativo para el sistema judicial de Carolina del Norte”.

El estudio señala que para jueces y otros funcionarios encargados de impartición de justicia resulta importante conocer la identidad de las personas residentes en el estado. En este sentido, en dicho documento, el Departamento de Seguridad Pública consideró ejemplares las medidas de seguridad contenidas en la matrícula consular expedida por el Gobierno de México.

Las matrículas consulares se emiten con fundamento en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, de la cual son parte tanto México como Estados Unidos. El uso de la matrícula consular permite a la población mexicana contar con un medio de identificación confiable, que continúa siendo aceptado por instituciones financieras, así como por diversas autoridades federales.

El Consulado General de México en su sede en Raleigh, y a través de sus programas de Consulado sobre Ruedas y Consulado Móvil, seguirá expidiendo matrículas consulares de alta seguridad, así como pasaportes a nacionales mexicanos.

Asimismo, el consulado desplegará una amplia campaña informativa a fin de que la comunidad migrante conozca los alcances precisos de la ley HB 318 y evitar que sea víctima de abusos.

La Secretaria de Relaciones Exteriores, a través del Consulado General de México en Raleigh, redoblará esfuerzos para seguir brindando protección y asistencia consular a sus nacionales y velará por que la entrada en vigor de la nueva legislación no derive en violaciones a los derechos humanos y laborales de los mexicanos que residen en Carolina del Norte.

ooOOoo