-       INICIO  -

México toma nota de los avances en el caso del menor mexicano Sergio Adrián Hernández Güereca, quien falleció como consecuencia de los disparos de un agente estadounidense de la Patrulla Fronteriza en junio de 2010, a pesar de encontrarse en territorio mexicano.

La Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito nacional confirmó ayer la decisión de desestimar la demanda entablada por los familiares de la víctima en contra del gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, México reconoce la determinación de la corte de que "un extranjero que ha sido objeto de un daño fuera de Estados Unidos como resultado de la conducta oficial y arbitraria de un agente de aplicación de la ley que se encontraba en ese país, puede invocar las protecciones contempladas en la quinta enmienda [de la constitución estadounidense]”, para exigir una reparación económica.

México reconoce también el razonamiento de la corte en su decisión, al señalar que los agentes de la Patrulla Fronteriza no son libres de "ubicarse fuera de los límites constitucionales, creando espacios de ilegalidad." El Gobierno de México se mantendrá atento a cualquier procedimiento legal que pudiera presentarse en contra el agente de la Patrulla Fronteriza responsable de la muerte del menor Hernández Güereca.

Sergio Adrián Hernández Güereca es uno de seis nacionales mexicanos que han muerto como resultado de disparos trasfronterizos por parte de agentes estadounidenses desde 2010. En este caso, el Gobierno mexicano presentó un escrito de “Amigo de la Corte” (Amicus Curiae) ante el Quinto Circuito que enfatiza la obligación internacional de todos los Estados de asumir responsabilidad legal por la conducta de sus autoridades, así como el derecho de los afectados por violaciones a sus derechos humanos a medios de reparación efectivos, incluido un procedimiento judicial.

En todos los casos, el Gobierno de México ha condenado la respuesta desproporcionada de los agentes. México reitera su profunda preocupación por el uso de la fuerza letal contra individuos desarmados y cuando se ejerce a través de la frontera internacional.  Por ello, en el marco del diálogo político entre México y Estados Unidos, se acordó la creación de un Grupo de Trabajo sobre Uso de la Fuerza en el que participan autoridades clave de ambos gobiernos para dar respuesta integral y bilateral a esta seria problemática.