La Secretaría de Economía presentó esta semana ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) una comunicación escrita en la que exige a Estados Unidos cumpla cabalmente con el fallo de dicha organización, emitido en 2012, sobre las restricciones en materia de etiquetado “dolphin - safe” que afectan las exportaciones de atún mexicano a ese país.

México inició el pasado 14 de noviembre un arbitraje de cumplimiento ante la OMC en contra de las modificaciones administrativas que Estados Unidos adoptó en junio de 2013, en virtud de que éstas no atienden debidamente el fallo de la OMC sobre los requisitos de etiquetado “dolphin safe” al no eliminar los aspectos discriminatorios, ya que Estados Unidos no modificó los aspectos sustantivos que impiden el acceso del atún mexicano al mercado estadounidense, por lo que se continúa afectando a las exportaciones mexicanas de productos de atún.

La comunicación escrita presentada por México incluye evidencia científica y técnica contundente que demuestra que Estados Unidos no ha cumplido con sus obligaciones ante la OMC y que las prácticas de pesca que ese país promueve generan una mortalidad o daño a los delfines.

México, a diferencia de EU, ha demostrado que la pesca de atún mexicano está certificada internacionalmente, asegurando que no hay daño ni mortalidad regular y significativa de delfines. Por el contrario, Estados Unidos abastece su mercado de atún que es capturado mediante prácticas que afectan adversamente a los delfines y a otros mamíferos y especies marinas, incluyendo su muerte, y dichos productos son etiquetados como "dolphin – safe”.

La evidencia presentada por México es clara y demuestra que Estados Unidos no ha logrado cumplir con los supuestos objetivos del etiquetado “dolphin - safe” para garantizar que la pesca de atún no daña a los delfines.

Respecto al procedimiento de arbitraje, el 20 de enero de 2014 quedó debidamente conformado el panel de expertos de la OMC que se será responsable de analizar este asunto. Se estima que la decisión del panel se dará a conocer en diciembre de 2014.

Si la decisión de la OMC confirma que Estados Unidos no ha cumplido cabalmente con sus obligaciones internacionales, México estaría en posibilidades de adoptar represalias comerciales a Estados Unidos.

--o0o--