La Embajada de México reconoce el recurso legal presentado hoy por organizaciones de la sociedad civil estadounidense en contra de la entrada en vigor de la sección 2b y de la aplicación de la sección 5 de la ley SB1070 en una Corte Federal de Distrito en Arizona. Esta nueva impugnación se inscribe en el caso Valle del Sol et al. v. Whiting instaurado en contra de dicha ley y responde al fallo de la Suprema Corte del pasado 25 de junio, que permitió la aplicación de la sección 2b y, por lo tanto, que oficiales de policía local puedan indagar el estatus migratorio de ciertas personas detenidas en Arizona.

Desde las fases iniciales de discusión de la ley SB1070 y a lo largo de las distintas etapas judiciales que han analizado su constitucionalidad, el Gobierno de México ha expresado categóricamente su rechazo a toda iniciativa que criminalice la migración y abra espacios para la aplicación selectiva de la ley con base en consideraciones de origen nacional, étnico o racial. En particular, la entrada en vigor de la sección 2b podría propiciar violaciones a los derechos fundamentales de los mexicanos que viven o visitan Arizona, sin importar su condición migratoria. La impugnación presentada hoy tiene como objetivo que dicha sección continúe suspendida temporalmente y argumenta que su aplicación se contrapone a la preeminencia federal en materia migratoria, a la Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense y a la garantía de igualdad ante la ley. De igual forma, busca que se suspenda la aplicación de la sección 5 de la SB 1070 que estableció como delito estatal el transportar y auxiliar a individuos indocumentados.

La Embajada de México en Estados Unidos y su red consular en Arizona, como parte de una política integral instrumentada por el Gobierno de México y la Secretaría de Relaciones Exteriores, continuará apoyando estas acciones judiciales a fin de evitar posibles casos que afecten los derechos de nuestros nacionales y reforzará el intenso programa de actividades que ha desplegado en Arizona para brindar asistencia e informar a la comunidad mexicana – sin importar su condición migratoria -  sobre los alcances de las secciones de la ley SB1070 que están en vigor.