Washington, D.C., 24 de julio de 2009

 

El gobierno de México lamenta el incidente en el que murió el oficial de la Patrulla Fronteriza Robert Rosas, ocurrido la noche de este jueves en las inmediaciones del área de Campo, California, y expresa sus condolencias más sinceras a su familia, amigos y colegas.

 

Desde el primer momento y conforme a los protocolos vigentes, las autoridades mexicanas cooperan plenamente en el caso con sus contrapartes estadounidenses para garantizar que se haga justicia.

 

Este es un trágico ejemplo de la violencia que seguimos enfrentando en nuestra frontera común como parte de la lucha sostenida que el gobierno del Presidente Felipe Calderón lleva a cabo en contra del crimen transnacional organizado.  Asimismo, subraya la necesidad de que ambos países continuemos trabajando conjuntamente bajo el principio de responsabilidad compartida para garantizar la seguridad de las poblaciones que viven en ambos lados de nuestra frontera común.

 

*                      *                      *