Washington D.C., 8 de diciembre del 2008

  • Se plantea una colaboración estrecha entre la Embajada de México en EU, sus Consulados y ProMéxico.
  • No sólo se busca hacer frente a la coyuntura económica actual, sino generar las condiciones para que la economía mexicana se consolide: Bruno Ferrari.
  • Indispensable maximizar esquemas de coordinación para potenciar acciones bajo modelo de “techo único”: Sarukhan.

Con el objetivo de lograr una coordinación efectiva que logre una presencia internacional competitiva, se reunieron en la Ciudad de Washington D.C., Estados Unidos, el Director General de ProMéxico, Bruno Ferrari, el Embajador de nuestro país en esa nación, Arturo Sarukhan  y 9 Cónsules Generales mexicanos en Estados Unidos, para afinar y lanzar la estrategia del gobierno federal en el próximo año en materia de promoción de exportaciones mexicanas y la atracción de inversión extranjera directa.
 
Bruno Ferrari, Director General de ProMéxico, afirmó que es necesaria la coordinación de todas las dependencias federales para lograr un trabajo eficaz en materia de inversión y de comercio. “Hoy más que nunca, ante la tormenta económica y financiera que se encuentra recorriendo el mundo, estamos obligados a no escatimar ningún esfuerzo en materia de cooperación y coordinación entre todas las dependencias y agencias del gobierno, tanto en el interior del país como en el extranjero” aseguró el funcionario.
 
Por su parte, el Embajador Sarukhan destacó que “Estados Unidos representa retos singulares para la labor de promoción de comercio e inversión dado el tamaño, diversidad y complejidad de la economía estadounidense y el peso económico para México de la relación bilateral”.
 
Al presentar la Estrategia General de Promoción de ProMéxico, Ferrari aseguró que el intercambio con nuestro principal socio comercial ha sido fructífero, sin embargo el reto es aprovechar, aún más, esta sólida relación, al tiempo que se incrementa la presencia en otros mercados.
 
La estrategia de ProMéxico en el mercado de Estados Unidos establece una promoción de los principales sectores de la economía nacional: aeroespacial, automotriz, electrónico, tecnologías de la información, químico, energías renovables, second homes o segundas residencias; agroindustria y logística; además establece tres puntos esenciales para lograr una mayor coordinación de trabajo entre las distintas dependencias del gobierno federal: abrir canales de comunicación y sentar las bases de una colaboración continua entre los distintos consulados nacionales en el país del norte y ProMéxico; aprovechar la experiencia y conocimiento de cada cónsul para que los funcionarios del fideicomiso logren mayor efectividad en cada región de aquella nación y establecer los canales por los que se vinculará el trabajo de las diferentes cámaras empresariales y autoridades gubernamentales que busquen realizar negocios en ese mercado.
 
En la reunión a la que asistieron también los consejeros comerciales de ProMéxico en los Estados Unidos, se analizaron temas como: la estrategia de promoción de inversión y comercio de la Unidad de Promoción Internacional de ProMéxico y de la Delegación para América del Norte en lo que respecta a Estados Unidos; la estrategia regional de promoción zona TLCAN; los mecanismos y procedimientos de coordinación y seguimiento de las diversas dependencias federales y la estrategia de promoción turística y de industrias culturales.
 
El Director General de ProMéxico y el Embajador Sarukhan acordaron que se realicen este tipo de reuniones por lo menos dos veces al año, para en ellas no sólo buscar hacer frente a la coyuntura de la economía de la región del TLCAN, sino generar también las condiciones necesarias para que la economía mexicana se consolide estructuralmente y avance sin demora en el camino del crecimiento y el desarrollo, en beneficio de ésta y de futuras generaciones.