Colombia, Nuevo León

04. XII.07

 

Señor Gobernador José Natividad González Parás,

Señores y señoras,

 

Es un gran honor para mí estar aquí con todos ustedes en Colombia, Nuevo León, para la inauguración del carril FAST, en el puente Solidaridad.

 

Este día, los gobiernos de nuestros dos países, en coordinación con el Estado de Nuevo León y CODEFRONT, entregan a la comunidad una obra de gran importancia para la región y para el comercio entre nuestras dos naciones. Esta obra es una clara muestra de las sinergias que se pueden detonar cuando el sector público, en todos sus niveles, trabaja de la mano con el sector privado de manera corresponsable. Concientes de los retos comerciales que enfrentamos en Norteamérica, las autoridades mexicanas y estadounidenses, con el apoyo del sector privado de ambos países, están haciendo un gran esfuerzo para elevar la competitividad de la región. Obras como ésta, que promueven una frontera ágil y segura, son una pieza clave en este esfuerzo.

 

La inauguración del carril FAST en el puente Solidaridad beneficiará a las empresas mexicanas y estadounidenses que participan en el programa CTPAT. Estas empresas podrán atestiguar cómo sus cargamentos serán despachados de manera mucho más ágil, con la consecuente reducción en sus costos de logística. Asimismo, sus cargamentos cumplirán con los más altos estándares de seguridad, evitando que éstos sean violados o alterados, lo que beneficiará a sus clientes y consumidores.

 

Este carril se suma a otros ya en operación que, en su conjunto, permiten que más del 41% de la exportación mexicana a Estados Unidos en camión, se haga con absoluta y total seguridad. Además, el 100% de nuestras exportaciones por ferrocarril que representan el 17% del total de nuestras exportaciones a Estados Unidos, son examinadas, en ambos lados de la frontera, con equipos de rayos gamma e incluso, en algunos puntos, estamos despachando trenes sin detenerlos en la línea. Esta es una clara y contundente muestra de éxito y de cooperación que beneficia tangiblemente a nuestras dos sociedades. Hoy demostramos que podemos facilitar nuestro comercio y garantizar nuestra seguridad mutua a la vez.

 

Ante esta cooperación bilateral y sus beneficios tangibles, sorprende que persistan dudas y sospechas sobre políticas diseñadas para facilitar el flujo de bienes entre México y Estados Unidos. Por ello, el Gobierno de México hace un llamado al Congreso de Estados Unidos para que no retrase más u obstaculice el programa demostrativo de autotransporte fronterizo. Se trata de un tema que no sólo tiene un gran impacto para el bienestar de las empresas y los consumidores en ambos lados de la frontera, sino que habla de la voluntad del gobierno estadounidense de cumplir con sus obligaciones al amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 

Al mismo tiempo, estamos seguros que los esfuerzos que México y los Estados Unidos estamos llevando a cabo para combatir el crimen organizado, el narcotráfico, el contrabando, el tráfico de personas y de armas, entre otros, redundarán no sólo en una mayor seguridad para nuestros pueblos, sino también en la generación de un clima propicio y atractivo para la inversión, el desarrollo y la prosperidad de nuestras naciones, que fue una de las principales metas que el Presidente Felipe Calderón se ha planteado.

 

Señores y señoras,

Proyectos y obras como la que hoy se inauguran hacen evidente que en un mundo globalizado y, más aun, entre dos países con el nivel de interacción e intercambio como el que tienen México y Estados Unidos, pretender que el manejo de la relación bilateral empieza y termina en nuestras respectivas capitales es, por decir lo menos, simplista.

 

Las comunidades fronterizas son bujías vitales de nuestra relación bilateral; sintetizan las ventajas de nuestra vecindad y son un microcosmos de los retos y oportunidades que la relación bilateral enfrenta. Ustedes son la primera línea de promoción de la relación y en buena medida determinan su tono. Por ello, los conmino a que juntos rechacemos visiones y políticas que buscan separarnos en vez de unirnos.

 

Si triunfamos juntos en esta tarea, podremos lograr que en lugar de que seamos complices del fracaso, México y Estados Unidos sigamos siendo socios del éxito.

 

Muchas gracias.