20 de enero de 2007

I. Introducción

1. El viernes 30 de diciembre, aproximadamente a las 20:30 horas, el Consulado General de México en San Diego, California, fue informado por la Patrulla Fronteriza que uno de sus agentes disparó su arma de fuego en contra de un individuo que, posteriormente, se internó a territorio mexicano.

2. A través de diversas comunicaciones, el consulado fue enterado que el Sr. Guillermo Martínez Rodríguez se había internado a territorio estadounidense entre San Ysidro y Otay, a la altura de la Colonia Libertad de Tijuana.

3. Después de ser herido por un agente de la Patrulla Fronteriza, Guillermo Martínez regresó a México y fue llevado de emergencia a la Cruz Roja de Tijuana, donde lamentablemente falleció alrededor de las 11:00 horas del sábado 31 de diciembre. Guillermo Martínez tenía 20 años, era originario de Guadalajara, Jalisco, y residía en la ciudad de Tijuana.

4. Ante este hecho, y de acuerdo con el Procedimiento de Protección Consular que para tal efecto tiene establecido la Secretaría de Relaciones Exteriores, se han desplegado acciones en los siguientes ejes: operativo a nivel local, diplomático, atención a los familiares y coordinación interinstitucional.

5. El Gobierno de México ha expresado en reiteradas ocasiones su enérgico rechazo al uso de la violencia en contra de cualquier nacional en el exterior. En este caso, México lamenta profundamente la muerte de Guillermo Martínez, condena el uso de desproporcionado de la fuerza que originó este trágico hecho y reitera que no escatimará esfuerzo alguno en el esclarecimiento pleno del caso y la impartición de la justicia respecto del mismo.

II. Operativo a nivel local

6. Al momento de conocer del caso, en la noche del 30 de diciembre, personal del Consulado General de México en San Diego se trasladó a las instalaciones de la Cruz Roja de Tijuana, donde había sido llevado de emergencia Guillermo Martínez Rodríguez, para brindar el apoyo necesario.

7. Esa misma noche, personal del consulado estableció contacto con familiares del Sr. Martínez, a fin de otorgar la ayuda correspondiente.

8. Por otro lado, el consulado solicitó de inmediato que se iniciara una investigación por parte del órgano competente de la Patrulla Fronteriza.

9. El consulado estableció asimismo contacto con el Departamento de Policía de la Ciudad de San Diego, para solicitar la investigación correspondiente. Lo anterior en virtud de que dicho Departamento también asume responsabilidad en la investigación, toda vez que los hechos ocurrieron en territorio estadounidense en la jurisdicción de la Ciudad de San Diego.

10. Al respecto, a las 02:30 horas del 31 de diciembre el Departamento de Policía de San Diego emitió un comunicado confirmando el inicio de la investigación. Dicho Departamento señala en el comunicado que una vez concluida la investigación enviará los resultados, para su consideración, a la oficina del Procurador General de los Estados Unidos en San Diego.

11. El 31 de diciembre, aproximadamente a las 11:00 horas, personal del Consulado General de México en San Diego que se encontraba en el Hospital de la Cruz Roja de Tijuana, Baja California, tuvo conocimiento del fallecimiento del Señor Guillermo Martínez Rodríguez.

12. Al confirmarse el fallecimiento del Señor Martínez, se reiteró a la Patrulla Fronteriza del Sector San Diego la necesidad de que se llevara a cabo una investigación exhaustiva, expresando claramente la preocupación del Gobierno de México ante la gravedad del caso.

13. El 1 de enero, el Consulado General de México en San Diego reiteró por escrito a la Patrulla Fronteriza, al Departamento de Policía de San Diego, al Inspector General del Departamento de Justicia y a la oficina en San Diego de la Procuraduría General de los Estados Unidos, la necesidad de una amplia y urgente investigación sobre este trágico acontecimiento.

14. Tanto la Patrulla Fronteriza como el Departamento de Policía de San Diego han expresado su preocupación por el incidente y han confirmado que las investigaciones correspondientes están en curso.

15. El 1 de enero, funcionarios del consulado junto con personal de la Procuraduría de Justicia del Estado de Baja California y del Departamento de Policía de San Diego, estuvieron presentes durante la necropsia.

16. El Consulado General de México en San Diego mantiene un contacto permanente con las autoridades del la ciudad y la Jefatura de la Patrulla Fronteriza del Sector.

17. Por otro lado, como parte del Programa de Asesorías Legales, abogados consultores del consulado analizan las circunstancias en que se dieron los acontecimientos. En coordinación con la familia del Sr. Martínez Rodríguez se determinarán las acciones legales ya sean civiles o penales a seguir para lograr la estricta aplicación de la justicia.

18. La SRE mantiene también comunicación con diversas organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos interesadas en este caso.

III. Acciones a nivel diplomático

19. El 3 de enero de 2006 la Embajada de México en Estados Unidos entregó al Departamento de Estado de ese país una nota diplomática en la que puntualmente se solicita el esclarecimiento de los hechos, la realización de una investigación y el deslinde de responsabilidades. Asimismo, se establece de forma muy clara la condena de nuestro gobierno por el desproporcionado uso de la fuerza.

20. En ese sentido, el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Interior han confirmado a la SRE que se inició la investigación correspondiente para esclarecer plenamente los hechos.

21. El 4 de enero, la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, se comunicó con el Secretario Luis Ernesto Derbez y el Secretario de Seguridad Interna, Michael Chertoff, llamó al Secretario de Gobernación, Carlos Abascal. Ambos funcionarios estadounidenses confirmaron que las investigaciones se encuentran en curso.

22. Atención a los familiares de Guillermo Martínez

23. Desde un principio, el Consulado General de México en San Diego estableció contacto con el hermano de la víctima y posteriormente con la madre y la concubina del fallecido, para ofrecerles el apoyo consular.

24. Dada la situación económica de la familia, se les apoyó con los gastos funerarios, de conformidad con la normatividad aplicable.

25. Asimismo, los abogados consultores del consulado han estado en contacto con los familiares del fallecido para explicarles las posibles acciones legales a seguir, una vez que las investigaciones arrojen los primeros resultados.

26. El 2 de enero del presente año, personal del Departamento de Protección del Consulado en San Diego coordinó una entrevista entre los detectives de la Unidad de Homicidios del Departamento de Policía de San Diego con el testigo del incidente y hermano del difunto. En la reunión estuvieron presentes dos detectives de la Policía, el abogado consultor del consulado y personal consular. La entrevista se coordinó a petición de los detectives del Departamento de Policía por su interés en conocer la versión del testigo sobre los hechos ocurridos.

27. Asimismo, el día de hoy (5 de enero) se tomarán declaraciones a un segundo testigo de los hechos.

V. Coordinación interinstitucional

28. La Procuraduría General de Justicia del estado de Baja California inició una averiguación previa, tomó declaración al testigo y llevó a cabo la necropsia. El consulado estuvo en contacto con dichas autoridades estatales.

29. Posteriormente y dada la posible comisión de hechos delictuosos del orden federal, el caso fue atraído por la Procuraduría General de la República, la cual ya inició una averiguación previa por el presunto delito de homicidio calificado, en contra de quien resulte responsable.

30. El Consulado General de México en San Diego está siendo el canal institucional para que las investigaciones que se desarrollan por parte de autoridades de ambos países se apoyen mutuamente y se coadyuve al esclarecimiento del incidente.