Comunicado de prensa No. 002

México, D.F., 02 de enero de 2006

MÉXICO CONDENA CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA CONTRA MIGRANTES MEXICANOS EN LA FRONTERA

· El Consulado General de México en San Diego ha solicitado un informe puntual de los hechos en los que un migrante mexicano fue muerto por un disparo de arma de fuego de un agente de la Patrulla Fronteriza, así como una investigación tanto al Departamento de Policía de San Diego como a la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia.

El pasado 30 de diciembre, aproximadamente a las 20:30 horas, el Consulado de México en San Diego fue informado que un agente de la Patrulla Fronteriza disparó su arma de fuego en contra del nacional mexicano, Guillermo Martínez Rodríguez de 18 años de edad, quien se había internado a territorio estadounidense entre San Ysidro y Otay a la altura de la Colonia Libertad de Tijuana.

Según el reporte que recibió el consulado, después de ser herido, el joven Guillermo Martínez regresó a México y fue llevado de emergencia a la Cruz Roja de Tijuana, a donde se trasladó personal del consulado para brindar el apoyo necesario.

Guillermo Martínez Rodríguez falleció el día 31 de diciembre a las 11:00 horas aproximadamente, a consecuencia de la herida que le provocó el proyectil.

El Consulado General de México en San Diego ha solicitado un informe puntual de los hechos a la Patrulla Fronteriza, así como una investigación al Departamento de Policía de San Diego y a la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia. Asimismo, ha establecido contacto con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California, la cual ha iniciado las averiguaciones respectivas.

De igual forma, abogados consultores del Consulado analizan las circunstancias en que se dieron los acontecimientos. En coordinación con la familia del Sr. Martínez Rodríguez se determinarán las acciones legales a seguir, para conseguir la estricta aplicación de la justicia.

La Secretaría de Relaciones Exteriores lamenta profundamente la muerte de este connacional, condena el uso de la fuerza que originó este trágico desenlace y reitera que no escatimará recursos en la protección de todos los migrantes mexicanos que residen en los Estados Unidos.