Buenos días a todos,

Quiero agradecer a Duncan Wood, director del Mexico Institute en el Woodrow Wilson Center, por ser el anfitrión de este evento y darnos la oportunidad participar en la discusión de un tema de tanta relevancia para la comunidad mexicana en Estados Unidos.

También agradezco la presencia del Dr. Mario Di Costanzo, Presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). Bajo el liderazgo del Dr. Di Costanzo, la Comisión ha implementado relevantes iniciativas para la comunidad mexicana en Estados Unidos de las que hablaremos más adelante.

Igualmente, reconozco la participación de Zixta Martínez, Directora General de Asuntos Externos del Consumer Financial Protection Bureau (CFPB), aliado estratégico de la Embajada y la red consular de México en Estados Unidos en el desarrollo de herramientas educativas para la comunidad hispana en este país.

Antecedentes e historia de la Semana de Educación Financiera

La comunidad de migrantes mexicanos en Estados Unidos representan lo mejor de México. Nuestros migrantes son individuos con iniciativa, que toman riesgos indescriptibles para buscar mejores realidades, con una sólida ética de trabajo, con gran capacidad de adaptación y de reinventarse a sí mismos y con enorme capacidad innovadora para navegar un sistema que está indiscutiblemente sesgado en su contra. Al analizar estas características, vemos que en realidad nuestros migrantes son emprendedores, aunque con acceso limitado a oportunidades de emprendimiento.

Al mismo tiempo, al observar con detenimiento la realidad de la comunidad migrante en Estados Unidos, vemos que una de las mayores dificultades a las que se enfrenta en su búsqueda de mayor prosperidad es que por una diversidad de razones, que incluyen falta de información, miedo a ser detectados, así como la carga cognitiva que les representa, toman decisiones financieras que, lejos de ayudarlos, se convierten en fuentes primordiales de vulnerabilidad y fragilidad.

Es importante recalcar que esto no es necesariamiente por falta de sofisticación o comprensión: experimentos en los que alumnos de las mejores universidades del mundo participan en simulaciones donde se replican de forma general las condiciones de vida de comunidades en desventaja, estos alumnos terminan tomando decisiones muy similares a las de los miembros de la comunidad. Dicho de otra forma, nuestros migrantes tienen desventajas estructurales que los llevan, sistemáticamente, a tomar decisiones financieras que complican aún más su realidad. De aquí la responsabilidad del Gobierno de México por crear programas que apoyen a nuestra comunidad de migrantes para reducir en lo posible las desventajas estructurales que enfrentan.

En consecuencia, la educación financiera es un elemento central de los programas del Gobierno de México para contribuir a la integración de los mexicanos en Estados Unidos. La Secretaría de Relaciones Exteriores, por medio del Instituto de los Mexicanos en el Exterior y la red de 50 consulados de México, han desplegado diversas acciones en este tema desde 2003. En ese año se creó el Programa de Educación Financiera para Migrantes Mexicanos que tenía como principal objetivo la bancarización de la comunidad mexicana para fomentar el ahorro y la protección del capital de los mexicanos.

En este sentido, los consulados de México firmaron arreglos de entendimiento con instituciones bancarias interesadas en ofrecer servicios a la comunidad mexicana. Estos acuerdos permitieron que los bancos asistan de manera regular a las sedes consulares para exponer sus diferentes servicios y asesorar a las personas que acuden a realizar trámites – siempre que no desarrollen actividades comerciales dentro de los consulados.

Además de la difusión de servicios, ésta primera acción de educación financiera dio como resultado que  un banco con cobertura nacional fuera la primera institución en aceptar la Matrícula Consular como medio de identificación. Esto propició que múltiples organizaciones financieras siguieran su ejemplo y en la actualidad la Matrícula Consular de Alta Seguridad es reconocida como un medio de identificación para abrir cuentas bancarias o hacer envíos de dinero.

Otro tema de interés en materia de educación financiera es el envío de remesas. Como ustedes saben México es uno de los principales receptores de remesas. En 2014 ocupó el cuarto lugar a nivel mundial y es el primer país receptor en América Latina. Por esta razón, es de vital importancia informar a los migrantes mexicanos acerca de los medios seguros de envío de remesas, las diferentes opciones para proteger sus ingresos y las opciones de inversión que están disponibles en México.

Después del lanzamiento del Programa de Educación Financiera para Migrantes Mexicanos, los diversos actores involucrados identificaron diferentes necesidades de educación financiera en la comunidad mexicana e hispana en general. De esta manera, la red consular amplió su colaboración en el tema para incluir a nuevos actores, como organizaciones no gubernamentales (ONG’s), uniones de crédito, empresas de envío de remesas, instituciones educativas, agencias gubernamentales locales, estatales y federales.

A nivel federal, la Embajada ha coordinado la colaboración con agencias federales, como CFPB, el Banco de la Reserva Federal, el Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC), a quienes agradecemos su interés y apoyo en el desarrollo del Programa y Semana de Educación Financiera. Paralelamente a estas acciones, se sumaron instituciones mexicanas como CONDUSEF, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), el Banco de México, Bansefi, el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), SEDESOL, entre otros.

En esta lógica, las actividades de educación financiera se ampliaron para incluir información como: facilitar el acceso a servicios bancarios, incluyendo el envío de remesas, los esquemas de ahorro y la obtención de crédito; incentivar el ahorro para el retiro; prevenir fraudes y pérdida de ahorros, por mencionar algunos.

Semana de Educación Financiera

A más de diez años del inicio del Programa de Educación Financiera para Migrantes Mexicanos, las actividades que desarrollan los consulados de México para promover la inclusión financiera se han convertido en una tarea permanente. Por esta razón y con la finalidad de transmitir información sobre servicios financieros a más personas, la Secretaría de Relaciones Exteriores, por medio del IME y la red consular, llevó a cabo en 2012 la primera “Semana de Educación Financiera” (SEF).

En la primera edición de la SEF, participaron 27 de los 50 consulados. Asimismo, se sumaron casi 150 socios que incluyeron bancos, compañías de envío de remesas, ONG’s, agencias gubernamentales de México y Estados Unidos. Como resultado, aproximadamente 23 mil personas se vieron beneficiadas de este esfuerzo binacional.

De esta manera, durante las ediciones 2013 y 2014 de la Semana se amplió significativamente el alcance de las actividades y el año pasado, se contó con la participación de los 50 consulados de México y se superó la meta estimada de 60 mil personas, atendiendo a más de 80 mil. Además incorporamos nuevas tecnologías como el Buzón de Mexicanos en el Exterior de CONDUSEF, del que hablará el Dr. Di Costanzo, o el primer Twitter Chat para la comunidad mexicana en Estados Unidos en coordinación con con CFPB e instituciones afines mexicanas.

Por otro lado, el Consulado de México en Nueva York lanzó formalmente la primera Ventanilla de Asesoría Financiera. Esta tiene como objetivo proporcionar información general, asesorías individuales y talleres informativos en diversos temas relacionados con servicios financieros. Para la operación de la Ventanilla, el Consulado de México en Nueva York colabora con la Oficina de Empoderamiento Financiero de la ciudad de Nueva York, el Cities for Financial Empowerment Fund, con la organización Ariva y con la Fundación Qualitas of Life. En virtud de los importantes resultados obtenidos durante el primer año de operación de la Ventanilla, la Secretaría considera replicar este modelo de atención en otros consulados.

Nuevos retos

Los hispanos en Estados Unidos representan la minoría más grande y más joven de este país. Con casi 52 millones de personas de origen hispano, esta comunidad representa el 17% de población de Estados Unidos. De estos, 33.5 millones son personas de origen mexicano. 11.7 millones son mexicanos de primera generación.

Los trabajadores mexicanos gastan más del 87% de sus ingresos en la economía estadounidense. De igual forma, independientemente de su situación migratoria, los mexicanos en Estados Unidos son contribuyentes: En 2010 pagaron cerca de 11 mil de millones de dólares en impuestos.

Al mismo tiempo, casi una tercera parte de la población hispana no está bancarizada, lo cual revela una realidad más profunda de decisiones financieras que no sólo no ayudan a los hispanos sino que los perjudican y que crea nuevos retos para la red consular mexicana. En reflejo de esto las solicitudes de asesoría financiera por parte de los migrantes mexicanos se han diversificado. Más allá del manejo y envío de remesas, se reciben consultas sobre el pago de impuestos, acceso a créditos para vivienda, créditos para iniciar un negocio propio, entre otros. Para atender a esta comunidad que representa lo mejor del espíritu emprendedor mexicano, los consulados continuarán adaptándose a sus necesidades y ampliando su red de socios estratégicos para brindar asesoría útil, información pertinente, servicios de calidad y opciones de inversión competitivas en México.

Para finalizar, como lo he expuesto en esta oportunidad y como lo demuestran nuestras tareas de atención a comunidades mexicanas, la educación financiera representa una oportunidad de desarrollo económico para los migrantes mexicanos y sus familias. La Cancillería, el IME, la red consular y sus múltiples socios, continuarán trabajando para facilitar que los migrantes mexicanos cuenten con las herramientas necesarias para escribir sus historias de éxito, donde quiera que hayan decidido vivir.

Muchas gracias.