Además del mínimo indispensable, independiente del periodo de estancia en España, el Gobierno establece que, para su sostenimiento, el extranjero deberá acreditar 63,33 euros diarios (si el tiempo de estancia supera el mínimo anteriormente citado). De este modo, eleva también de 30 euros (5000 pesetas antes) a mas del doble la cuantía diaria que han de poseer los extranjeros para permitirse su entrada en España.

Esta cantidad deberá acreditarse mediante efectivo, cheques certificados, cheques de viaje, cartas de pago, o tarjetas de crédito acompañadas del extracto bancario o una libreta al día. Si se comprobara que el extranjero carece de medios económicos suficientes (es decir un mínimo de 569,97 euros o 63,33 diarios) se le denegará la entrada. No obstante, los funcionarios responsables de control de entrada podrán permitir ésta de forma excepcional reduciendo el tiempo de entrada en función de la cuantía de recursos del afectado, siempre que cubra el mínimo indispensable.

La acreditación de los medios económicos se realizará en modo sistemático y exhaustivo en las fronteras exteriores, en las entradas de transportes terrestres, marítimos y aéreos procedentes o con escala en terceros países, especialmente sobre nacionales de países estadísticamente más sensibles a la emigración irregular hacia España. En todo caso, no será de aplicación para Ceuta y Melilla ni para el control policial entre Gibraltar y La Línea de la Concepción (Cádiz).

De igual forma, en el mismo Boletín Oficial del Estado español del pasado 10 de mayo, se dispone que si algún turista extranjero viaja a España por invitación de un ciudadano español o extranjero residente, el turista en cuestión también deberá de presentar a las autoridades migratorias una carta de invitación expedida por la persona que lo invita y certificada por la policía española.

Por ello, el turista que viaje bajo estas circunstancias deberá solicitar con anticipación a la persona que lo invita esta carta de invitación, certificada por la policía española.