Es obligatoria la presencia del menor en compañía de los padres.