Imprimir
Categoría: Servicios para Mexicanos
Visto: 4944

Los mexicanos y extranjeros que deseen visitar México en automóvil, y se internen más allá de la franja fronteriza, deben pasar por la revisión de Aduanas y del Instituto Nacional de Migración. La franja fronteriza de México con los Estados Unidos, Guatemala y Belice se extiende a 21 kilómetros dentro de territorio mexicano. Incluye la totalidad del territorio de los Estados de Baja California y Quintana Roo.

Los extranjeros que se internen a México vía terrestre, deben cumplir con los requisitos y formalidades migratorias que correspondan con la situación de estancia que solicitan (visitantes, residentes temporales o permanentes). La admisión está sujeta a la aprobación de la autoridad migratoria en el punto de entrada.

Los extranjeros que viajen en automóvil a México deben cubrir el derecho para visitante sin permiso para realizar actividades remuneradas por  $20.00 dólares estadounidenses o 295.00 pesos mexicanos, además de los trámites aduanales.

A su paso por la aduana el extranjero podrá utilizar el carril “nada que declarar” si los bienes que porta no exceden lo permitido en su equipaje personal (liga al SAT). Por el contrario, si viaja con artículos adicionales cuyo valor exceda a los $75.00 dólares estadounidenses deberá pasar por el carril “Auto declaración”.

Importación temporal de vehículos

Para internar un vehículo extranjero a México es necesario obtener un permiso de importación temporal. Dicho permiso tendrá una vigencia de acuerdo con la duración de la condición de estancia del extranjero, y puede tramitarse:

  1. Por internet en el sitio de Banjército entre 60 y 7 días antes de entrar a territorio mexicano.
  2. Directamente en el módulo fronterizo.

Los requisitos para que un extranjero obtenga el permiso directamente en la frontera son:

  1. Original y fotocopia del pasaporte.
  2. Original y fotocopia de licencia de conducir expedida en el extranjero.
  3. Documento expedido por la autoridad migratoria que acredite situación de estancia autorizada para realizar el trámite.
  4. Original y copia de la factura, título de propiedad o registro vehicular expedido por la autoridad extranjera a nombre del solicitante.
  5. En el caso de vehículos arrendados, contrato de arrendamiento y autorización de la compañía arrendadora para importar el vehículo.
  6. Si se trata de vehículo que no haya sido totalmente pagado, contrato de crédito, o carta factura de no más de 3 meses de antigüedad, a nombre del interesado.
  7. Cuando el vehículo sea propiedad de una persona moral, documento que acredite relación laboral con el solicitante y la autorización para que realice el trámite de importación.
  8. En su caso, comprobante de retorno de vehículos importados anteriormente.
  9. Firmar declaración, bajo protesta de decir verdad, de que el extranjero se compromete a retornar el vehículo dentro del plazo autorizado y a no realizar actos u omisiones que configuren infracciones o delitos por el uso o destino indebido del mismo.
  10. Pago del equivalente a $44.00 dólares estadounidenses + IVA por el trámite. Dicho costo podrá cubrirse en efectivo o con tarjeta de crédito expedida en el extranjero, a nombre del importador.
  11. Pago de un depósito para garantizar los créditos fiscales que pudieran ocasionarse por la omisión del retorno del vehículo o por la comisión de las infracciones previstas en las leyes aplicables. El monto del depósito será de acuerdo con el modelo del automóvil:
    • 2007 en adelante        $400.00 dólares estadounidenses
    • 2001 a 2006               $300.00 dólares estadounidenses
    • 2000 y anteriores        $200.00 dólares estadounidenses

Notas importantes:

Un vehículo importado temporalmente no puede ser vendido en México, invariablemente debe ser retornado al extranjero. Dicho retorno se lleva a cabo presentando el vehículo ante el personal de Banjército que opera los módulos CIITEV en las aduanas de salida para obtener el comprobante de retorno que debe conservarse.

Si el extranjero no realizó el trámite de retorno, deberá presentarse con el vehículo en el módulo fronterizo para efectuar la cancelación del permiso de importación.

Si el retorno del vehículo no se llevara a cabo dentro del plazo autorizado, el depósito se hará efectivo y el monto será transferido a la Tesorería de la Federación, a más tardar al segundo día hábil bancario siguiente a aquél en que haya vencido el plazo de la importación temporal.

Si el permiso de importación se encuentra vencido y el vehículo continúa circulando, puede ser incautado y el propietario o conductor, multado.

Los permisos de importación temporal no pueden devolverse desde el extranjero a través de los Consulados de México.

Si el extranjero tiene un vehículo pendiente de retornar, no podrá solicitar un nuevo permiso de importación.