Huamantla, La noche que nadie duerme.

 

La tradición de la Noche que nadie duerme viene desde 1870, cuando se usaban alfombras sencillas y flores silvestres como trompetillas, campanitas, margaritas y crisantemos. Con el tiempo, las familias de Huamantla empezaron a cultivar flores para colaborar con los tapetes. bit.ly/2wsg5Hw

 Fuente: México.Mx