Parque Nacional El Tepozteco.

 


En el Parque Nacional El Tepozteco se aprecian paisajes de extraordinaria belleza por su riqueza forestal. En la cima del cerro Tlahuiltepec se conserva un templo azteca, la Casa del Tepozteco, consagrado a Ometochtli-Tepoxtécatl, Dios del Pulque, la Fecundidad y la Cosecha, una pirámide construida entre 1200 y 1300 D.C., a 600 metros sobre el Valle de Tepoztlán. El Tepozteco exige al viajero respeto a su caudal biológico y al conejo de los volcanes (Romerolagus diazi), conocido como “zacatuche” en náhuatl, una especie endémica del Parque Nacional El Tepozteco, por lo que su conservación significa un enorme compromiso para todos.