UNESCO declara a La Charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La charrería mexicana fue declarada el 1 de diciembre Pa-trimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNES-CO, por tratarse de “un medio para transmitir valores so-ciales importantes a las nuevas generaciones” y por ser un elemento importante de la identidad mexicana. La charre-ría, deporte nacional de México, se basa en la costumbre de hacer suertes a caballo vestido con traje de charro, ade-más de ser una práctica tradicional de comunidades dedi-cadas a la cría y el pastoreo del ganado a caballo. La Emba-jada de México en Austria realizó gestiones ante las autori-dades austriacas para obtener el apoyo de ese país a la aspiración mexicana para la inscripción de la charrería en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de dicho organismo.

La charrería es una práctica tradicional de comunidades de México dedicadas a la cría y el pastoreo del ganado a caballo. En sus orígenes, facilitaba la convivencia entre los ganaderos de diferentes Estados del país. Las técnicas de esta práctica se transmitían de generación en generación. Hoy en día, asociaciones y escuelas dedicadas a la charrería forman y entrenan a miembros de las comunidades, incluso para participar en competiciones. La organización de concursos públicos o “charreadas” permite a los espectadores admirar la destreza de los charros en el arte de arrear y jinetear yeguas y toros cerriles. Luciendo una indumentaria tradicional –con sombreros de ala ancha para los hombres y chales de colores para las mujeres– los charros hacen gala de sus habilidades a pie o a caballo.

Son artesanos locales los que diseñan y fabrican la vestimenta, el equipamiento, las sillas de montar y las espuelas que forman parte del arte tradicional de los charros. La charrería es un elemento importante de la identidad y el patrimonio cultural de las comunidades depositarias de esta tradición, que la consideran un medio de transmitir a las nuevas generaciones algunos valores sociales importantes como el respeto y la igualdad de todos los miembros de la comunidad.

Ver masartículos