Objetivos y Mandatos

 

La ONUDD trabaja con base en distintos instrumentos internacionales para contrarrestar el problema mundial de las drogas, combatir la corrupción y prevenir el delito:
Marco Jurídico Internacional Sobre La Fiscalización De Drogas

La Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971 yla Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de 1988 constituyen el marco normativo internacional en materia de fiscalización de drogas, los cuales se complementan mutuamente y proporcionan la base legal necesaria para la toma de acción en contra de delitos relacionados con drogas. Estos instrumentos codifican medidas internacionales para asegurar la disponibilidad de estupefacientes y sustancias psicotrópicas con fines médicos y científicos y para prevenir el desvío de estas sustancias a fines ilícitos, además de que incluyen las disposiciones generales en materia de tráfico ilícito y abuso de drogas.
 
Reglas y normas de las Naciones Unidas en la esfera de la Prevención  del Delito y la Justicia Penal

Durante años se ha venido desarrollando un conjunto considerable de normas y reglas de las Naciones Unidas relacionadas con la prevención del crimen y la justicia penal. Estas normas y reglas cubren temas como justicia juvenil, tratamiento de delincuentes, cooperación internacional, gobernabilidad, protección de víctimas, violencia contra las mujeres y prevención de la delincuencia de menores en zonas urbanas. Éstas representan las "mejores prácticas", las cuales pueden ser adaptadas por los Estados para abordar las necesidades nacionales.
 
La Convención De Las Naciones Unidas Contra La Corrupción.

Conocida también como la Convención de Mérida, sede de la conferencia en la que se adoptó este instrumento, entró en vigor en diciembre del 2005 y es el primer instrumento  global que se refiere a la corrupción en las esferas privada y pública, tanto doméstica como internacional. Incluye medidas contra de la corrupción en materia de prevención, penalización, cooperación internacional y aseguramiento de activos.
 
La Convención De Las Naciones Unidas Contra La Delincuencia Organizada Transnacional.

Adoptada en el 2000 en Palermo, Italia, es el primer instrumento global e integral en favor de la lucha contra la delincuencia organizada transnacional. Incluye medidas como la penalización de la participación en grupos delictivos organizados, el combate del lavado de activos, la protección y asistencia de víctimas y testigos, técnicas especiales de investigación, asistencia judicial recíproca, la extradición y la cooperación internacional.

La Convención se complementa con los tres protocolos siguientes:

  • Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños.
  • Protocolo contra el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire.
  • Protocolo contra la Fabricación y el Tráfico Ilícito de Armas de Fuego, sus Piezas y Componentes y Municiones.