Relación Política México-Argentina

 

México y Argentina tienen una relación estrecha que se refleja en el diálogo político estratégico, en las coincidencias en foros multilaterales, en sus intercambios económicos, en la interacción de sus sociedades y en la cooperación e intercambio cultural constante que va mucho más allá de los vínculos formales que existen entre nuestros gobiernos. La nuestra es una relación cada vez más cercana.

La política de impulsar la "inserción inteligente" de Argentina en el mundo ha ofrecido una oportunidad para promover a México como socio estratégico. Con base en la simpatía que con naturalidad fluye entre nuestras sociedades, México representa un modelo en materia de institucionalidad democrática, manejo responsable de la economía, promotor del desarrollo basado en el libre comercio y comprometido con la gobernanza mundial sobre la base de reglas establecidas mediante el consenso.

En los últimos años México y Argentina han mostrado interés mutuo en fortalecer sus relaciones en el ámbito político, luego de un periodo de bajo perfil en sus intercambios bilaterales. En este apartado se describe brevemente el desarrollo histórico de la relación bilateral entre México y Argentina y el marco institucional que rige la relación.

 

 

Asociación estratégica

El Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE), suscrito el 30 de julio de 2007 y vigente desde el 18 de julio de 2008 rige la relación bilateral entre México y Argentina y ha permitido profundizar la relación bilateral en los ámbitos político, económico-comercial, cultural y de cooperación. La asociación estratégica entre los dos países se institucionaliza a través de diversos mecanismos que se reúnen periódicamente para revisar y avanzar los diversos temas de la agenda bilateral, entre ellos:

  1. 1) Cumbres Presidenciales
  2. 2) Consejo de Asociación Estratégica (CAAE)
  3. 3) Comisión de Asuntos Políticos
  4. 4) Comisión de Asuntos Económicos, Comerciales y de Inversión
  5. 5) Comisión de Cooperación (que agrupa en calidad de subcomisiones a las Comisiones Mixtas de Cooperación Técnico-Científica y Educativo-Cultural)
  6. 6) Foro de Reflexión México-Argentina

También hay Reuniones Interparlamentarias (la última se celebró el 12 de marzo de 2018 en Buenos Aires, Argentina), un Grupo de Trabajo en Asuntos Migratorios y Consulares, y una Comisión Mixta para la Lucha contra el Abuso Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas que, sin ser mecanismos del AAE, se subordinan a éste. Hay varios otros mecanismos acordados que no se encuentran activos.

Para conocer más sobre el AAE, puedes consultar el texto del acuerdo aquí.

Historia de la Relación Bilateral

Historia de la Relación Bilateral

De acuerdo con la documentación preservada en el Acervo Histórico Diplomático de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el primer acto efectuado de mutuo consentimiento para establecer relaciones diplomáticas entre Argentina y México data del día 20 de diciembre de 1888, fecha en que tuvo lugar la acreditación de Don Ramón Mendoza como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Argentina ante el gobierno de México. Es así que el 20 de diciembre de 2018 México y Argentina celebraron 130 años del establecimiento de su relación bilateral. Sin embargo, los intercambios entre nuestros países se remontan a los inicios de nuestra vida independiente.

Los archivos dan cuenta de las primeras aproximaciones diplomáticas entre México y Argentina a principios del siglo XIX, en momentos en que la mayoría de los países de América Latina se veían involucrados en la búsqueda de sus identidades nacionales. Según documentos de la época, fue en 1818 cuando el movimiento insurgente de México iniciado por Don Miguel Hidalgo y Costilla, designó a Simón Tadeo Ortiz como vínculo con las Provincias Unidas del Sur, a fin de concertar y consolidar la unidad en la defensa de los avances hacia la independencia de los países de la región.

El espíritu de solidaridad latinoamericana quedó de manifiesto en la extensa misiva que Tadeo Ortiz dirigiera a las Provincias Unidas del Sur y cuya esencia se resumen en lo siguiente: “Si hubiera de haber alguna vez una alianza natural, íntima y permanente entre los pueblos, es la que se debe formar entre la América del Sur y México”.

En 1824, el primer Presidente de México, Guadalupe Victoria, envió un mensaje al Gobierno de Buenos Aires, destacando que “una sola es la causa de América: su unidad e independencia”.

 

 

En el diseño de su política exterior de 1825, el entonces Secretario de Relaciones Exteriores de México, Lucas Alamán, escribió: “La naturaleza, uniformidad de intereses y la causa que sostienen todos los países de América que han sacudido el yugo colonial, los ligan de tal manera entre sí, que puede decirse que, aunque divididos y reconociendo diversos centros de Gobierno, forman un solo todo compuesto de partes homogéneas. Estas circunstancias hacen que sus relaciones sean más íntimas, que los reveses y las prosperidades de los unos no puedan ser indiferentes para los otros y que todos estén dispuestos a auxiliarse mutuamente, para la consecución del objeto a que todos uniformemente se encaminan”.

En 1830, durante su segundo período como Canciller, Lucas Alamán señaló: “Las relaciones exteriores que deben considerarse como primeras y más importantes son las que nos unen con las nuevas Repúblicas de nuestro continente: la paridad de circunstancias, la igualdad de intereses y la causa que todas defienden sosteniendo su independencia y libertad, hacen que debamos considerarnos más bien como una familia de hermanos, que como potencias extranjeras”.

El 13 de marzo de 1831, el propio Alamán dirigió una nota a cada uno de los Cancilleres de Argentina, Perú, Bolivia, Colombia, Chile y de los países de Centroamérica, invitándoles a establecer una “Conferencia Permanente” que promoviera la unidad hispanoamericana. Para llevar adelante ese propósito, designó a Juan de Dios Cañedo como su representante para visitar Buenos Aires.

Las vicisitudes que enfrentaron México y Argentina a lo largo del siglo XIX para consolidar su independencia e instaurar su andamiaje político institucional, propiciaron que los contactos bilaterales no tuviesen un mayor impacto. Fue hasta 1880 cuando Argentina acreditó a su primer Cónsul en México y en 1888 a Ramón Mendoza como primer representante con rango diplomático. En 1891 Juan Sánchez Azcona fue el primer enviado en calidad de Ministro Plenipotenciario de México en Argentina.

 

JuanSanchezAzcona
Fuente: INAH

 

Tras el cierre temporal de la Legación mexicana entre 1893 y 1902, y su sede provisional en Brasil desde 1906, la Misión diplomática fue reinstalada definitivamente en 1910 en la capital de Argentina. A la presencia de Juan Sánchez Azcona le siguió en el cargo un distinguido conjunto de diplomáticos: el teórico del constitucionalismo, Isidro Fabela (1916-1918); el poeta Amado Nervo (1918); el filósofo Antonio Caso (Embajador Extraordinario en Misión Especial en América del Sur, 1921); el escritor Enrique González Martínez (1922-1924); y el pensador José Vasconcelos, Embajador Especial a los festejos y ceremonias de la transmisión del mando presidencial en la República Argentina (1922), entre otros.

En 1927 ambos países elevaron sus representaciones diplomáticas al rango de Embajadas. El eminente filósofo y escritor Alfonso Reyes fue designado ese año como el primer Embajador de México residente en la Argentina, cargo que desempeñó en dos oportunidades (1927-1930 y 1936-1937). En tanto, el primer Embajador de Argentina en México fue Juan Lagos Mármol, quien desempeñó su cargo de 1928 a 1930.

 

JuanSanchezAzcona
Alfonso Reyes. Fuente: Centro Virtual Cervantes

 

La primera visita de Estado de un mandatario mexicano a Argentina la realizó el Presidente Adolfo López Mateos en enero de 1960. En esa ocasión destacó los esfuerzos esencialmente coincidentes de construir un mercado común latinoamericano. Durante el sexenio del presidente López Mateos, el gobierno de México adquirió la casa que ahora ocupa la Embajada de México, siendo entonces la Residencia Oficial del Embajador de México.

 

JuanSanchezAzcona
El Presidente de México, Adolfo López Mateos con el Presidente de Argentina Arturo Frondizi durante su visita a Buenos Aires. Fuente: INAH, Archivo Casasola.

 

Como símbolo del excelente nivel que habían alcanzado las relaciones bilaterales, el 12 de febrero de 1973 fue inaugurado en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México el Monumento al Libertador de Argentina, Don José de San Martín.

 

JuanSanchezAzcona

 

Durante los regímenes militares producto de los golpes de Estado, las relaciones entre ambos países se mantuvieron al más bajo nivel, estableciéndose períodos de dificultades diplomáticas ocasionadas por los asilos a Héctor Cámpora y Abal Medina, así como la fuerte corriente de inmigrantes argentinos a México, así como sus descendientes, que hoy se conocen y se autodenominan como “argenmex”, término que condensa la simbiosis de los argentinos en tierras mexicanas.

Los Presidentes Miguel De la Madrid (1984), Carlos Salinas de Gortari (1990), Ernesto Zedillo Ponce de León (1996), Vicente Fox (2002), y Felipe Calderón Hinojosa (2006 y 2008), realizaron visitas de Estado a Argentina.

El Presidente Néstor Kirchner visitó México los días 30 y 31 de julio, y 1 de agosto de 2007. La visita del Presidente Néstor Kirchner se dio en el marco de un creciente acercamiento entre ambos países, como resultado de la voluntad manifestada por los mandatarios Felipe Calderón y Néstor Kirchner, el cual se dio en un contexto de crecimiento del comercio y de las inversiones bilaterales. Fue en aquella visita cuando los Presidentes Calderón y Kirchner suscribieron el Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE), el cual hasta hoy enmarca la dimensión institucional de la relación bilateral y ha permitido profundizar los vínculos entre los dos países.

El Acuerdo de Asociación Estratégica institucionaliza en un solo instrumento jurídico los aspectos del diálogo político, la coordinación de posiciones regionales e internacionales, la profundización de las relaciones económicas y comerciales, y los diversos aspectos de la cooperación.

En mayo de 2011, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó una visita oficial a México en el ánimo de fortalecer la relación bilateral.

En su calidad de Presidente electo, el Presidente Enrique Peña Nieto visitó Argentina el 21 de septiembre de 2012, y sostuvo un encuentro con la Presidenta Cristina Fernández. Posteriormente, ambos se reunieron en dos ocasiones más: durante la I y II Cumbre de la CELAC, en enero de 2013 y enero de 2014, respectivamente.

El 22 de enero de 2016 el Presidente Enrique Peña Nieto y el Presidente Mauricio Macri se reunieron en el Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza y acordaron impulsar la relación bilateral. Fue así como el 29 de julio de 2016, el entonces Presidente Enrique Peña Nieto realizó una Visita de Estado a Argentina. Durante la visita, ambos presidentes suscribieron 17 acuerdos de cooperación bilateral en materia de pesca y acuacultura; cooperación vitivinícola; colaboración fitosanitaria; apoyo en ciencia y tecnología; y turismo, entre otros.

Ante el triunfo del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el 1 de julio de 2018, el Presidente Mauricio Macri lo invitó a realizar una visita a Argentina.

Marco Juridico

MARCO JURÍDICO BILATERAL VIGENTE MÉXICO-ARGENTINA

Hermanamientos entre México y Argentina

ACUERDOS GOBIERNOS LOCALES MX-ARGENTINA

 

Al promover la creación de hermanamientos, la Secretaría de Relaciones Exteriores busca que los gobiernos locales de nuestro país fortalezcan sus propias capacidades para desarrollar mecanismos de vinculación con localidades extranjeras, a través de vías institucionales y en el marco de la suscripción de Acuerdos de Hermanamiento que han cumplido con la legislación aplicable. Consulta los acuerdos entre México y Argentina en la página de Acuerdos interinstitucionales registrados por dependencias y municipios de la Dirección General de Coordinación Política de la SRE. A continuación, algunos ejemplos: