• LA LEY CONFIERE A LOS CONSULES DE MEXICO EN EL EXTRANJERO CUANDO ACTUAN EN FUNCIONES DE NOTARIO PUBLICO (ARTICULO 44 FRACCION IV DE LA LEY DEL SERVICIO EXTERIOR MEXICANO Y 85 DEL REGLAMENTO DE LA MISMA LEY) LA FACULTAD DE AUTORIZAR EL OTORGAMIENTO DE CONTRATOS DE MANDATO, TAMBIEN CONOCIDOS COMO PODERES, CON EL FIN DE QUE SURTAN EFECTO EN TERRITORIO NACIONAL.
  • ASIMISMO, PUEDEN DAR FE DEL OTORGAMIENTO DE TESTAMENTOS PUBLICOS ABIERTOS; DE LA REPUDIACION DE HERENCIAS O DE LAS AUTORIZACIONES QUE OTORGUEN LAS PERSONAS QUE EJERZAN LA PATRIA POTESTAD SOBRE SUS HIJOS.

La función notarial consular que prevé la ley es de carácter limitado, toda vez que el Titular de la oficina, actuando en calidad de Notario público, únicamente puede expedir los actos notariales que se enlistan a continuación, siempre y cuando éstos vayan a tener efectos jurídicos en México:

 

  • PODERES NOTARIALES: Generales o Especiales
  • REVOCACIÓN PODERES (siempre que estos se hayan otorgado en México o ante otro Consulado Mexicano)
  • REPUDIO DE DERECHOS HEREDITARIOS