EMBAJADA DE MÉXICO EN ALEMANIA  

La sede de la Embajada de México en Alemania está ubicada en la capital alemana en la calle de Klingelhöfer 3. Erguido en una zona céntrica, a pocos metros del Tiergarten (principal parque de Berlín), es considerado como una de las aportaciones más relevantes en materia de arquitectura moderna en Berlín.
El proyecto arquitectónico fue resultado de un concurso convocado por la Secretaria de Relaciones Exteriores en 1997 para la creación de la nueva sede diplomática de México tras la reunificación de Alemania. Seleccionado por un grupo de jurados integrado por arquitectos y diplomáticos, el diseño, concebido por los arquitectos mexicanos Teodoro González de León y Francisco Serrano, buscó edificar una imagen inconfundible y representativa de México dentro de la memoria urbana de Berlín. Asimismo, de acuerdo a la visión de ambos arquitectos el edificio expresa además la compleja realidad de México como un país joven mezclado con culturas milenarias.
Reconocido por su monumental fachada principal – un pórtico de 18 metros de alto, enmarcando por dos planos de parteluces verticales – el edificio es un juego de solidez y transparencias que crea diversos efectos dependiendo de la posición desde la que se observa. El edificio de 6 pisos, contiene entre otros, un gran vestíbulo de doble altura creado por un cilindro de cristal de 18 metros de altura y 14 de diámetro, un jardín interior, un salón de usos múltiples, un mezanine que alberga las oficinas del Instituto Cultural de México y la atención al público a través de servicios consulares, así como un techo ajardinado. El edificio fue construido en su totalidad con concreto blanco cincelado y fue oficialmente inaugurado en noviembre del año 2000. 
La Embajada de México en Alemania es la primera misión diplomática en Europa diseñada por arquitectos mexicanos y es admirada por sus visitantes nacionales y extranjeros.